¡Vivan los Campeones!

Junio 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Ahora es Nairo Quintana el que irrumpe en la primera plana del deporte mundial. El que nos llena de júbilo y orgullo con su triunfo y su comportamiento. Junto a él, aunque en distintos equipos, estuvieron Rigoberto Urán, Julián Arredondo y otros diez colombianos, que le dieron vida a la competencia y demostraron su valía. Todos ellos son producto de una profunda transformación, en la cual fue fundamental el apoyo de la empresa privada tanto nacional como extranjera.

El campeón y el subcampeón del Giro de Italia; el primero en la clasificación de los premios de montaña y los triunfos en cuatro etapas. Sin duda alguna, el de ayer fue uno de los días más gloriosos para el deporte colombiano y llena de orgullo a nuestra Nación.El triunfo contundente de Nairo Quintana en la segunda prueba por etapas del ciclismo mundial fue el resultado de un proceso donde se unieron sus excepcionales condiciones físicas, su constancia, seriedad y humildad, con la cooperación de su equipo y el consejo acertado de sus directivos. Como lo fue el segundo lugar de Rigoberto Urán, quien ya había alcanzado idéntica posición en el Giro del 2013. Igual de importante fue el desempeño de Julián Arredondo, quien ratificó la herencia de los escaladores que desde 1974 empezaron a aparecer en la carrera italiana con el gran Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez. Por las condiciones de la competencia, el triunfo de Nairo y de los otros compatriotas es quizá el más grande logro de los deportistas colombianos en toda la historia. Y es el punto más alto que alcanzan los pedalistas nacionales, justamente reconocidos como los escarabajos, como reconocimiento a sus excepcionales condiciones para afrontar la montaña. El campeón es hijo de Boyacá y tanto Urán como Arredondo son antioqueños, lo que confirma esa fama que ésta vez fue completada con los triunfos en etapas contra el reloj. La alegría del pueblo colombiano es más que justificada. Éste es un triunfo que empezó a gestarse hace 63 años con la primera vuelta a Colombia. Desde ese momento, el ciclismo se fue convirtiendo en símbolo de la nacionalidad a través de sus gestas y sus campeones. Muy pronto, nuestro país fue transformándose en la potencia de América, lugar que nunca ha perdido no obstante los altibajos y los relevos generacionales. Después, en los años 70, se inició la conquista de Europa con nuestro inolvidable campeón mundial ‘Cochise’, reconocido como el deportista del siglo XX en nuestro país. Y más tarde, en los 80, desembarcó en el viejo continente una camada de deportistas que deslumbraron en el mítico Tour de Francia y obtuvieron el triunfo en la Vuelta a España con el gran Lucho Herrera, uno de los mejores escaladores en la historia del ciclismo mundial. Fue la demostración palmaria de lo que son capaces nuestros deportistas, y el aviso de lo que estaba por venir. Ahora es Nairo Quintana el que irrumpe en la primera plana del deporte mundial. El que nos llena de júbilo y orgullo con su triunfo y su comportamiento. Junto a él, aunque en distintos equipos, estuvieron Rigoberto Urán, Julián Arredondo y otros diez colombianos, que le dieron vida a la competencia y demostraron su valía. Todos ellos son producto de una profunda transformación, en la cual fue fundamental el apoyo de la empresa privada tanto nacional como extranjera.Felicitaciones a Nairo Quintana por su triunfo. Y gracias a él y a los compatriotas que se hicieron presentes en el Giro de Italia por poner en alto la bandera de Colombia y darle a nuestra Nación la alegría de un triunfo que será inolvidable.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad