Victoria pírrica

Victoria pírrica

Abril 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Como era de esperarse la Asociación Nacional del Rifle jugó un papel decisivo, pues su Presidente se empeñó en no permitir que el presidente Obama y los partidarios del control de armas obtuvieran la más mínima victoria, sin importar lo sensible que fuera el tema. Este grupo y otros aún más militantes hicieron todo lo que estuvo a su alcance para que ninguna restricción a la libre venta de armas surgiera después de la masacre en la escuela primaria, y así sucedió".

El pasado miércoles 41 senadores republicanos y 4 demócratas se opusieron a una ley que obligaba a chequear los antecedentes de los compradores de armas en Estados Unidos, hundiendo así una disposición en la que estaban comprometidos tanto el gobierno como dirigentes de los dos principales partidos políticos.El New York Times editorializó sobre esta votación afirmando que “Para 45 senadores la carnicería en la escuela primaria Sandy Hook es una tragedia olvidada. El dato de 270 americanos abaleados cada día no es un problema que requiera medidas. El fácil acceso a las armas en internet, y la inevitabilidad de la próxima masacre, no son asuntos que requieran de prevención”. Debe saberse que cerca del 40% de las ventas de armas en Estados Unidos se realiza sin ningún control de antecedentes, y que la medida rechazada por el Senado obligaba al chequeo de compradores en ferias de armas, por medio del internet y otros procedimientos comerciales. Era sostenida por dos senadores que, aunque han sido favorables a la venta de armas a civiles, tuvieron el valor para oponerse al lobby de los vendedores de armas. Se trata de Joe Manchin III, un demócrata de West Virginia, y Patrick Toomey, un republicano de Pennsylvania.Resulta sorprendente que, pese al origen bipartidista de la iniciativa, por la que todo el país clama en las redes sociales, la mayoría de los republicanos y un grupo de demócratas atemorizados se hayan dejado conducir en la votación por una minoría extremista de senadores vinculados al mundo rural de Estados Unidos. Como era de esperarse la Asociación Nacional del Rifle jugó un papel decisivo, pues su Presidente se empeñó en no permitir que el presidente Obama y los partidarios del control de armas obtuvieran la más mínima victoria, sin importar lo sensible que fuera el tema. Este grupo y otros aún más militantes hicieron todo lo que estuvo a su alcance para que ninguna restricción a la libre venta de armas surgiera después de la masacre en la escuela primaria, y así sucedió. Pero esta victoria de los vendedores de armas puede ser pírrica. La reacción ciudadana, expresada en las redes sociales considera que los senadores votaron contra la sociedad y de espaldas a la amenaza que los circunda. Un símbolo de este rechazo, Patricia Maisch, sobreviviente de la matanza de Tucson en 2011, habló por muchos estadounidenses, al levantarse en las barras del Senado y gritar: “Shame on you”. Su protesta ha circulado con profusión.De allí que el presidente Obama se sintonizara con la opinión pública al señalar que no se había perdido la batalla, que este era apenas el “round 1” y que el próximo paso era reemplazar aquellos que son leales a unos lobbystas antes que al pueblo. “Tarde o temprano conquistaremos este derecho”, dijo Obama “La memoria de los niños asesinados lo demanda, así como el pueblo americano”.Y el New York Times, en su editorial, señaló que “ahora es el momento de los electores”, dando a entender que la victoria de la Asociación del Rifle le saldrá cara a sus patrocinadores en el Senado.

VER COMENTARIOS
Columnistas