Un viaje por la paz

Noviembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En su periplo por el viejo continente, que incluirá también visitas a otros países, el presidente Santos reiterará su propósito de buscar la paz. E insistirá en recabar el apoyo para que nuestra Nación pueda encarar el llamado posconflicto, es decir, la tarea que sigue después de lograr los acuerdos que el Gobierno busca con las Farc y el ELN.

Con decisión, el presidente Juan Manuel Santos ha orientado su gira por Europa a promover el respaldo de los países de ese continente al diálogo con la guerrilla para darle fin al conflicto de 60 años. Hasta ahora, la acogida brindada por los mandatarios de España y Bélgica, así como por la Comunidad Europea, da a entender el interés que existe por el éxito de las negociaciones. Así lo han demostrado el Presidente de España, el Primer Ministro de Bélgica y el Presidente del Consejo Europeo. De una u otra manera, ellos han reconocido los avances que ha logrado nuestro país en su lucha contra todas las formas de violencia que afectaban a la población y hacían temer por la viabilidad de nuestro Estado, hace poco más de una década. Hoy, el ambiente y las perspectivas son distintos, aunque la paz sigue siendo la aspiración nacional.En su periplo por el viejo continente, que incluirá también visitas a otros países, el presidente Santos reiterará su propósito de buscar la paz. E insistirá en recabar el apoyo para que nuestra Nación pueda encarar el llamado posconflicto, es decir, la tarea que sigue después de lograr los acuerdos que el Gobierno busca con las Farc y el ELN. Un esfuerzo enorme, que tomará diez años, debe incluir transformaciones de orden institucional y demandará una gran cantidad de recursos económicos. Ese es el desafío que tendrá Colombia si las negociaciones con la guerrilla tienen el éxito que busca el Gobierno Nacional. Aunque todavía no se han hecho efectivos los aportes que espera el Primer Mandatario de los colombianos, los países y organizaciones multilaterales han expresado su interés en apoyar la iniciativa del presidente Santos. Y ya se conocen gestos como el de Alemania, que ofreció un crédito por cien millones de euros, lo que significa un compromiso para aportar a los US$ 45.000 millones que, se calcula en esferas oficiales, costará la reintegración de la guerrilla a la sociedad y la financiación de los planes que se están preparando para llevar el Estado y el progreso a todo el territorio nacional.Por supuesto, lo importante es que tanto las Farc como el ELN demuestren su intención sincera de paz, elemento sustancial para poder hablar de ese posconflicto que todo el mundo aguarda. Y que realicen los actos que de ellos se espera, como la reparación a las víctimas y la entrega de las armas, lo cual es de gran importancia para que la Nación respalde los diálogos que se adelantan. Con ello, y a la vez que se terminarán los actos de violencia de las más importantes organizaciones armadas en nuestro país, se podrá direccionar el esfuerzo hacia la derrota definitiva de las Bandas Criminales, y a la erradicación del narcotráfico que tanto daño le causa a Colombia y al mundo.Hoy, la reunión será con la señora Ángela Merckel, la primera ministra de Alemania, país líder de la Unión Europea. Después seguirán el Reino Unido, Portugal y Francia. En todas esas naciones existe el terreno abonado para conseguir el apoyo que busca el presidente Santos en su breve pero intenso periplo por el viejo continente.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad