Un buen inicio

Un buen inicio

Abril 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Aunque su puesta en marcha esté lejana y no exista un mecanismo de coacción para hacerlo cumplir, los proponentes aducen que por primera vez los vendedores de armas tendrán que tomar en consideración cómo serán usadas por los compradores y a hacer esta información pública".

Tras diez años de negociaciones e intensa oposición de las asociaciones que representan a los productores de armamento, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el tratado para regular el comercio de armas por 150 votos a favor, 3 en contra y 20 abstenciones. Aunque no es la solución definitiva si es un buen inicio para combatir una de las mayores amenazas de la humanidad. Que los países opuestos al Tratado, calificado como “histórico” por el presidente de Costa Rica y Premio Nobel de Paz, Oscar Arias, sean Irán, Corea del Norte y Siria, tres naciones en las que el armamentismo sostiene a gobiernos despóticos y violadores de los derechos humanos, habla bien del nuevo instrumento internacional. Fue un gran logro que Estados Unidos, el principal vendedor de armas del mundo, hubiera apoyado el tratado, mientras que decepciona que Rusia y China, otros dos grandes actores, se abstuvieran.Aunque su puesta en marcha esté lejana y no exista un mecanismo de coacción para hacerlo cumplir, los proponentes aducen que por primera vez los vendedores de armas tendrán que tomar en consideración cómo serán usadas por los compradores y a hacer esta información pública. El propósito es detener la venta de armas que matan a decenas de miles de personas cada año, haciendo más difícil por ejemplo que Rusia siga vendiendo armas a Siria aduciendo que aquello es legal a la luz del derecho internacional.En términos generales el Tratado limita la venta de armas a grupos, Estados o entidades que tienen una mala calificación en defensa de los derechos humanos. Para el Secretario de Estado de los Estados Unidos, “ayudará a reducir el riesgo de que la transferencia internacional de armas contribuya a la comisión de los peores crímenes en el mundo, incluyendo al terrorismo, genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra”.En América Latina el tratado fue recibido con entusiasmo, aunque Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua, los miembros del Alba, se abstuvieron en la votación. Aducen que vincular la venta de armas a las calificaciones sobre derechos humanos puede dar vía libre a presiones políticas contrarias al principio de autodeterminación de los pueblos. Por el contrario, México, que sufre en carne propia la violencia de los narcos, lo saludó con entusiasmo pese a que el documento aprobado no limita la libre venta de armamento en el interior de Estados Unidos.El instrumento aprobado también establece la creación de un foro internacional de Estados que hará revisiones periódicas de su cumplimiento y publicará el nombre de los que cometan violaciones. Así, aunque aún tome un tiempo antes de que se convierta en ley internacional, la presión de la opinión pública será una fuerza adicional de contención contra los violadores del control de armas.La ONU ha sido censurada recurrentemente porque no ser capaz de hacer cumplir lo que aprueba. En este caso el hecho de que haya reconocido la existencia de un problema en el mercado internacional de armas constituye un principio de solución, sobre todo cuando el mayor productor y exportador de armas lo acogió sin mayores reservas.

VER COMENTARIOS
Columnistas