¿Todo está consumado?

¿Todo está consumado?

Diciembre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Sin posibilidades de lograr resultados, el diálogo en Venezuela propuesto por el Vaticano y respaldado por algunos expresidentes va camino al fracaso. Más aún, cuando la Mesa de Unidad Nacional, MUD, que parecía interpretar al fin a los venezolanos se debate en una nueva muestra de aspiraciones diversas que causan decepción".

Sin posibilidades de lograr resultados, el diálogo en Venezuela propuesto por el Vaticano y respaldado por algunos expresidentes va camino al fracaso. Más aún, cuando la Mesa de Unidad Nacional, MUD, que parecía interpretar al fin a los venezolanos se debate en una nueva muestra de aspiraciones diversas que causan decepción.Tres meses duró el esfuerzo por darle credibilidad a la mesa que propuso el papa Francisco, y que parecía ofrecer esperanzas sobre la disposición del gobierno de Nicolás Maduro hacia una salida negociada a los graves problemas que padece su Nación. Sin embargo, todo indica que su llegada al diálogo fue otra estratagema para ganar tiempo, evitar el referendo revocatorio e impedir las expresiones populares que en octubre amenazaban con llegar al Palacio de Miraflores. En efecto, luego de liberar unos pocos presos políticos el régimen quiso dar a entender su disposición a escuchar a quienes se supone representaban el clamor popular que se levanta en todas partes contra la escasez, la crisis económica y la desaparición de las condiciones de seguridad que permitan la convivencia. Y gran parte de la oposición, ya sea por ingenuidad o por otras razones menos idealistas, cayó en la celada, detuvo la protesta social y confió en el diálogo.Hoy está claro que esa estrategia les sirvió a Maduro y al chavismo pero perjudicó al pueblo venezolano. Y además del papel que como apaciguadores cumplen los expresidentes Torrijos de Panamá, Rodríguez Zapatero de España y Fernández de República Dominicana sumados al secretario de la Unasur, quedó en evidencia que la MUD está fracturada y al parecer sin remedio.Uno de sus voceros, el excandidato y gobernador Henrique Capriles denunció que algunos de los miembros de esa organización han recibido dineros del chavismo. De ser cierto, le habrán asestado el peor golpe a la credibilidad de quienes dirigen el intento por salir de un régimen que además de ser corrupto empobreció a su nación y no está dispuesto a cambiar.Mientras tanto, el capitán Diosdado Cabello arremetió contra el canciller del Vaticano por una carta en la cual insta al Gobierno a cumplir sus compromisos. Luego, en estudiado movimiento, los expresidentes y el secretario de Unasur que fungen como mediadores convocaron a otra mesa el 13 de enero de 2017, pasada ya la fecha en la cual se puede destituir a Maduro mediante un referendo revocatorio.En esos términos, la opción de resolver el conflicto mediante la consulta popular y las elecciones parece cada vez más remota. Y la MUD, cuyos voceros amenazan con sacar el pueblo a la calle se aleja de éste y da muestras de una debilidad causada por las ambiciones de muchos de sus dirigentes y por la innegable capacidad de soborno del Gobierno.Así está la política en el país vecino. Y en tanto crecen las dificultades de todo orden para una sociedad confundida y agobiada, los venezolanos ven que el triunfo de la oposición en las elecciones de hace un año fue inútil, y parecen atrapados en medio de un juego de poderes donde no cuentan su opinión ni su tragedia.

VER COMENTARIOS
Columnistas