Soluciones al atraso

Abril 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En el problema se destaca también la forma precipitada en que se definieron las obras que serían parte del programa. El resultado es que ha sido difícil desarrollar la construcción de varias de ellas, con la consecuente imposibilidad de solucionar las dificultades.

Dos entrevistas al Secretario de Infraestructura de Cali, publicadas por El País, dan una idea del atraso que vive Cali en materia de vías y de conectividad con sus vecinos. Allí está de cuerpo presente la necesidad de pensar en el futuro, y de actuar para resolver los problemas que están afectando la calidad de vida de todos los caleños.El primer nudo lo constituyen los avances logrados en el programa que se denominó Megaobras y con el cual se demostró la voluntad de los propietarios de predios de aportar a la construcción de obras para el progreso de su ciudad, mediante la contribución de Valorización. Pero, aunque hoy se han recibido $680 mil millones, existe una cartera vencida de $360.000 millones y faltan $90.000 por recaudar, quedan cinco obras por estructurar y licitar.En el problema se destaca también la forma precipitada en que se definieron las obras que serían parte del programa. El resultado es que ha sido difícil desarrollar la construcción de varias de ellas, con la consecuente imposibilidad de solucionar las dificultades. Es el caso de la ampliación de la vía al mar, obra que deberá ser financiada con recursos del municipio o con aportes que se gestionen ante las autoridades nacionales, de acuerdo con las normas que rigen el sistema de valorización.De otra parte, está claro que la ciudad padece un atraso enorme en su infraestructura vial, como lo reconoce el secretario, ingeniero Miguel Meléndez. Y entre los factores que lo demuestran están en primer lugar los accesos a la ciudad. ¿Cómo resolver los nudos que impiden un flujo decente en las entradas y salidas de la capital del Valle? Y, ¿cómo lograr que los municipios vecinos, que se están beneficiando del empuje de Cali, acepten aportar a la construcción de una infraestructura que redundará en progreso para ellos y sus habitantes?El otro aspecto a tener en cuenta, es la falta de vías para comunicar el interior de Cali. Ahora se hacen experimentos viales para tratar de responder a los trancones que aparecen en la ciudad. De nuevo, hay que insistir en el atraso que ha significado el no haber desarrollado los puentes en la calle 100, lo que en la práctica significa el aislamiento del sur con el resto de la ciudad. O los cambios viales en sectores como el barrio El Peñón, bien intencionados pero que poco aportan, puesto que el asunto es la abundancia de vehículos frente al poco espacio que ofrecen calles diseñadas y construidas hace más de cincuenta años.Difícil pensar entonces en que no se hable de alternativas para financiar esos proyectos como el uso de peajes internos. O que no se conciban arreglos improvisados que desplazan el problema mas no lo resuelven. Pero, antes que eso, debe existir una planificación que contemple todas las soluciones posibles, como el tren de cercanías y su integración al MÍO mediante el tranvía. Lo contrario, es decir, insistir en ofrecer obras sin estudios y que no correspondan a un plan vial ordenado, es repetir los errores que ponen en tela de juicio la valorización y desacreditan la labor de los gobiernos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad