Solidaridad vallecaucana

Solidaridad vallecaucana

Diciembre 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Aunque haya amainado la crudeza del invierno (...) el daño experimentado por esos vallecaucanos está ahí, reclamando la solidaridad y el apoyo.

Miles de hectáreas de cultivos destruidas, centenares de empresas, de negocios grandes y pequeños donde estaban cifradas las esperanzas de trabajo y progreso de los vallecaucanos, han padecido el rigor de lo que puede considerarse el peor desastre del Valle en los últimos cien años.Pero detrás de la desolación que muestran las imágenes, está la gente que sufre las consecuencias. Son las más de 17.000 familias, los 815.000 seres humanos que fueron golpeados con dureza inaudita por la naturaleza. Son las 16.000 o más viviendas que debieron ser abandonadas por la invasión del agua o porque simplemente quedaron inservibles. Son las centenas de pueblos y veredas que aún están aisladas, con sus productos arruinados y sin posibilidad de salir a los mercados para conseguir su sustento. Son, en fin, los barrios que en ciudades y cabeceras municipales enfrentan ahora, una vez que bajan las inundaciones, el riesgo de las epidemias.Es el aspecto humano que muchas veces es desplazado del interés público, cuando el Estado debe enfrentar la obligación de contener la furia de las aguas para evitar tragedias mayores. Es el ciudadano que empieza a vivir el drama que significa perder todo, desde su vivienda hasta su modo de trabajo. Es aquel que empieza a ser amenazado en su salud, y debe recibir el auxilio precario y provisional, mientras las autoridades encuentran la forma de devolverle su vida normal.A esos vallecaucanos hay que ayudarlos. Aunque haya amainado la crudeza del invierno, aunque las lluvias no amenacen por ahora y los ríos vuelvan a sus cauces, el daño experimentado por esos vallecaucanos está ahí, reclamando la solidaridad y el apoyo. Pidiendo una ayuda que les haga posible encontrar soluciones temporales o definitivas a los daños que le causó el invierno. Es el vallecaucano del Pacífico, o del valle del río Cauca; el de las cordilleras, el de Sevilla o Caicedonia o las veredas del cañón del Garrapatas. Es el de la zona de Roldanillo, La Victoria o la Unión que vivió impotente la capacidad de destrucción del río Cauca.Por eso, los medios de comunicación del Valle nos unimos a la campaña promovida por la Gobernación del Valle, el Municipio de Cali, la Iglesia Católica, la Cámara de Comercio de Cali y los gremios de la región, para que durante la siguiente semana recojamos los recursos que sean posibles para ayudar a atender la tragedia vivida por nuestros paisanos. “Vallecaucano apoya a Vallecaucano” pretende recoger la mayor cantidad de ayuda económica posible para atender a los afectados. El respaldo de las empresas asentadas en la región será importante en este empeño. Pero lo definitivo será el aporte de los vallecaucanos sin distingo. Para ello, la Cruz Roja seccional Valle ha dispuesto la cuenta 001-51539-4 del banco de Occidente, y la red Gane de chance ha ofrecido a sus 12.000 vendedores en todo el departamento como recaudadores del aporte, que puede ser de cualquier monto. Es cuestión de solidaridad y de demostrarnos que somos un Valle unido para apoyar a los damnificados.

VER COMENTARIOS
Columnistas