Solidaridad del Ecuador

Diciembre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Con ello se demuestra también que las diferencias políticas o las causadas por actuaciones oficiales pueden ponerse a un lado cuando se trata de ayudar a quienes padecen la tragedia.

En un acto de solidaridad que merece el reconocimiento de los vallecaucanos y de Colombia en general, llega hoy a Cali el presidente del Ecuador, Rafael Correa. Un gesto de hermandad entre dos pueblos que coincide con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre su país y el nuestro. El presidente Correa traerá con él una importante ayuda material para los damnificados por el invierno en nuestro territorio. En momentos en que el Valle y toda Colombia están sometidos a las inclemencia de la naturaleza y padecen el peor invierno en la historia reciente, esa ayuda tiene un gran significado. Con ello se demuestra también que las diferencias políticas o las causadas por actuaciones oficiales pueden ponerse a un lado cuando se trata de ayudar a quienes padecen la tragedia.Además de ser un hecho con especial significado para la región por cuanto se trata de la primera visita oficial a nuestro Departamento de un presidente del Ecuador en ejercicio, el hecho tiene una connotación adicional: al encontrarse con nuestro Presidente Juan Manuel Santos y previa la designación del nuevo embajador ecuatoriano en nuestro país, se formaliza la reanudación de relaciones entre los dos gobiernos. Muchas cosas han sucedido entre el momento en que la Fuerza Pública colombiana atacó el campamento de las Farc ubicado en territorio ecuatoriano a pocos kilómetros de la frontera común, y lo que hoy se protocoliza con la llegada del ilustre visitante. En ese tiempo, los gobiernos han tenido la oportunidad de analizar la realidad de la zona que los une y la forma en que deben colaborar para enfrentar la amenaza común que significa la unión del narcotráfico y los grupos de violencia que usan la frontera para eludir la acción de las autoridades legítimas.Así mismo, Colombia ha tenido la oportunidad para reflexionar cerca de lo que significa nuestro vecino Ecuador desde todas las perspectivas. Por supuesto, la ruptura sacó a flote los profundos nexos económicos y comerciales que han llevado a una integración de gran beneficio para ambos países. Pero también demostró hasta dónde llegan los lazos culturales y sociales que unen a los dos pueblos. Lo cual debió ser un elemento que pesó en el largo proceso que llevó a la restitución de los nexos diplomáticos, en el cual fueron definitivas las excusas del gobierno colombiano.Ecuador por su parte ha ido descubriendo la manera en la cual las Farc y los grupos dedicados al negocio de las drogas ilícitas y al tráfico de armas estaban usando su territorio, ya no sólo para evadir a las autoridades colombianas, sino también para manejar sus negocios, aprovechando una supuesta identidad política. Hoy está claro que ni el gobierno del presidente Correa ni la Fuerza Pública tienen relación alguna con los que usan el terror contra los colombianos e incluso involucran a sus nacionales en actividades ilícitas.Bienvenido el presidente Rafael Correa al Valle del Cauca. Su presencia en esta tierra y su apoyo solidario a los damnificados que deja el invierno en nuestra Nación son la mejor muestra del afecto y la hermandad que une a los pueblos de Colombia y Ecuador.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad