Se ahoga la democracia

Se ahoga la democracia

Diciembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...En efecto, al saber que ya no podrá abusar a sus anchas del poder, por cuanto perdió la mayoría absoluta que mantuvo durante diez años en la Asamblea, Chávez se hizo otorgar facultades sin límites, pretextando la urgencia de atender los desastres dejados por la temporada invernal".

Pretextando el apego a la Constitución que el régimen vigente creó a su medida y ahora utiliza para imponer el comunismo en Venezuela, el presidente Hugo Chávez se prepara para afrontar su reelección con una ley que lo habilita para hacer lo que a bien tenga durante los próximos 18 meses. Y entidades internacionales como la OEA o la ONU se mantienen impávidas ante la imposición del autoritarismo y el absolutismo de Estado que ahoga las libertades en el país del libertador Simón Bolívar.La paradoja que amenaza al vecino de Colombia no podría ser más preocupante. Acosado por el descenso inevitable de su popularidad entre los venezolanos y desesperado ante el ascenso de la oposición, reflejado en las elecciones legislativas que le permitieron recuperar el 40% de la Asamblea Nacional, el que se presenta como sucesor de Bolívar cierra la tenaza con la cual pretende imponer el totalitarismo a su nación, al mejor estilo de sus mentores cubanos. En efecto, al saber que ya no podrá abusar a sus anchas del poder, por cuanto perdió la mayoría absoluta que mantuvo durante diez años en la Asamblea, Chávez se hizo otorgar facultades sin límites, pretextando la urgencia de atender los desastres dejados por la temporada invernal. Sabedor de que el Poder Judicial es apenas un remedo que no hará control alguno para proteger la democracia o la libertad de los venezolanos, procede de conformidad para impedir que el Legislativo, donde deben discutirse los asuntos nacionales como corresponde, debata o condene sus actuaciones dictatoriales.Antes, y en un lapso de menos de un mes, había hecho aprobar una ley que censura a los medios de comunicación y lo faculta a actuar contra el internet, para acallar a sus críticos y evitar que los venezolanos sepan de sus abusos. Y había conseguido que se expidiera una ley con la cual termina la autonomía de las universidades y de la educación en general, poniéndola toda bajo la férula del chavismo. Es decir, ahora ya no se educa en Venezuela sino que se adoctrina. Lo que se enseñará será comunismo y lucha de clases, en vez de democracia y convivencia.Y los estudiantes que protestan o quienes son expropiados de sus bienes y empresas por el régimen autoritario son perseguidos, golpeados o encarcelados. Y las quejas de los medios son cabeza de procesos para silenciarlos o arrebatárselos a sus legítimos propietarios. Así mismo, los justos reclamos de los opositores por la forma en que cercenaron los derechos de sus partidos y entregaron poderes omnímodos al Presidente son usados para tildarlos de golpistas y amenazarlos con los fusiles oficiales. Es la concreción de una dictadura legal, porque cumple en apariencia con las normas de Venezuela, hechas por el régimen. Pero dictadura al fin y al cabo, porque pisotea derechos e impone el absolutismo, así sea bendecido por las formalidades que satisfacen a la comunidad internacional, aunque consagren el abuso contra la libertad y preparen la reelección indefinida del dictador. Es lo que ocurre en la frontera oriental de Colombia, allá donde se refugian los cabecillas de las Farc y el ELN.

VER COMENTARIOS
Columnistas