Relevo en el Emisor

Diciembre 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Con su trayectoria, el doctor Juan José Echavarría puede ser considerado como un continuador de esa línea de seriedad y confianza que ha guiado al Banco, además de asegurar el criterio independiente de la Junta que se encarga de dirigir la política monetaria.

Luego de seis años de una fructífera labor, el doctor José Darío Uribe se retira de la gerencia del Banco de la República. Es la línea del manejo prudente, certero y sin protagonismos que ha seguido el Emisor a lo largo de su existencia, la que debe ser continuada para mantener la confianza en el manejo de la economía colombina. Desde 1991, el Banco fue elevado a la categoría de autoridad máxima en materia monetaria, encargada ante todo de preservar la capacidad adquisitiva de nuestra moneda. Fue la consecuencia de suspender la facultad del Gobierno de turno para ejercer esa función, evitando con ello la tentación de emitir para cubrir el déficit fiscal que se presenta cuando el Estado gasta más de lo que le ingresa. Ese principio, debatido por quienes se oponen al modelo basado en la autonomía y la independencia del emisor, ha servido para enfrentar épocas realmente difíciles, como la ocasionada por la crisis internacional del 2008, cuando salió a flote la quiebra del sistema para financiar vivienda en los Estados Unidos. En esos casos, así como en los polémicos efectos causados por la revaluación que se presentó en Colombia hasta hace dos años o del brote inflacionario del último año, quedó demostrada la importancia de mantener esa independencia como garantía de la estabilidad monetaria. Por supuesto, tales resultados han sido posibles por la acción de la Junta directiva del Banco de la República, por la cual han pasado personalidades de gran valor en el manejo de asuntos complejos y en apariencia abstractos que si bien parecen distantes del mundo que rodea al ciudadano corriente, marcan el día a día de su vida y le dan tranquilidad o le producen catástrofes. Dígalo si no la enredada situación que padece Venezuela, donde el caos monetario, la feria de sus reservas y el gasto público financiado con moneda sin respaldo, tienen a los venezolanos en el peor momento de su historia como país. Ahora se produce el relevo del doctor Uribe por vencimiento de su segundo período. Uribe, quien fue elegido en el 2005 luego de ser el Gerente Técnico del Banco durante los siete años inmediatamente anteriores, personificó la seriedad y la ecuanimidad que se requiere para transmitir la seguridad y la tranquilidad en el manejo de uno de los factores más importantes en la confianza que se debe tener en el Estado.Y lo reemplaza otro economista de gran respetabilidad y de ejecutorias comprobadas como el haber sido miembro de la Junta Directiva del Emisor. Con su trayectoria, el doctor Juan José Echavarría puede ser considerado como un continuador de esa línea de seriedad y confianza que ha guiado al Banco, además de asegurar el criterio independiente de la Junta que se encarga de dirigir la política monetaria.Luego de una época boyante originada en la bonanza del petróleo y los minerales, Colombia ha entrado en una etapa que requiere de sensatez y buen juicio para enfrentar las dificultades que puedan sobrevenir en el futuro inmediato. Es de esperar que el Banco de la República siga siendo el pilar de confianza que necesita nuestra economía.

VER COMENTARIOS
Columnistas