¿Qué pasa en Rusia?

Diciembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

De nuevo, la tentación totalitaria amenaza a Rusia, después de haberse liberado del yugo comunista en la Unión Soviética.

El pasado 4 de diciembre se realizaron elecciones parlamentarias en Rusia, que fueron ganadas por el partido de gobierno, Rusia Unida, cuyo principal dirigente es el expresidente Vladimir Putin. Sin embargo, la denuncia sobre fraude amenaza con desestabilizar un régimen donde lo único claro parece ser la ambición de quedarse en el poder de manera indefinida.El resultado mostró una declinación de este partido, que disminuyó en un 15% la votación a su favor, perdiendo la mayoría absoluta en la Duma. Comunistas, socialdemócratas y nacionalistas democráticos se vieron fortalecidos con los resultados: sin embargo, y de creerle al resultado oficial, aún están distantes de la mayoría oficialista. En esta ocasión las dudas sobre el proceso electoral ocasionaron la protesta de la ciudadanía rusa, que ya había manifestado su descontento por las dificultades económicas del país. Opositores como el político Vladimir Ryshkov, al que no le fue permitido participar en los comicios, denunció las elecciones como “las más sucias” desde el final de la Unión Soviética. El moderado opositor Yabloko denunció que hubo electores que acudieron a votar en masa causando confusión y votando en varias ocasiones. El Ministerio del Interior habló de numerosas irregularidades que serán analizadas. Sin nombrar partidos, se habló también de intentos de compra de votos y de la exigencia de jefes de empresas a sus empleados de que garantizaran por escrito que votarían por el partido de Putin. Incluso el presidente Medvev, para apaciguar las protestas anunció que “si se comprueba algún fraude las elecciones se repetirán”.De nuevo, la tentación totalitaria amenaza a Rusia, después de haberse liberado del yugo comunista en la Unión Soviética. Ahora, la autocracia de uno de sus herederos formado en los oscuros salones de la KGB se destapa para lo que parece ser un fraude con el cual se desconoce en forma descarada el libre juego de la democracia.Y pese a los anuncios sobre represión emitidos por el gobierno, el malestar de los rusos no ha podido ser contenido. Tanto en Moscú como en San Petersburgo, los descontentos han salido a las calles bajo la consigna de “Fuera Putin”, en alusión al hombre fuerte de Rusia Unida, quien ya anunció que intentará reelegirse en las elecciones del próximo año. Los partidos de oposición están trabajando coordinadamente, mientras el gobierno comienza a reaccionar reprimiendo a la gente en las calles.Varias webs de la oposición amanecieron bloqueadas la pasada semana para evitar la información sobre irregularidades durante la jornada. Internet es en Rusia uno de los espacios más importantes para la libertad de expresión. Y las redes sociales han resultado un instrumento clave de la manifestación de repudio ciudadano al gobierno.La clase media rusa ha crecido y con ella las voces que piden un cambio en la política económica, lo mismo que el cese de autoritarismo presidencial. Putin ya no es bien visto y ha sido abucheado en público. Rusia se suma entonces a la oleada de protestas que sacude el mundo, así, en este caso, su origen sea más partidista y políticamente orientado.

VER COMENTARIOS
Columnistas