“Por un nuevo país”

Febrero 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Con la presentación del proyecto empieza el trámite de una de las iniciativas más importantes para dirigir la acción del Estado colombiano. Lo más importante será que el Plan de Desarrollo se atempere a las necesidades de la Nación y sea la herramienta que Colombia necesita para construir un mejor país".

Cumpliendo el ritual que exige la Constitución Nacional, el Gobierno presentó ante el Congreso de la República el Plan de Desarrollo para el próximo cuatrienio. Se inicia así el proceso de negociación mediante el cual se pretende fijar el rumbo de la actividad que adelantará el Ejecutivo y la forma en que usará los recursos de que dispone para orientar el destino de la Nación.El plan se denominará “Todos por un nuevo país”. Según palabras del presidente Juan Manuel Santos, tendrá seis objetivos fundamentales en materia de seguridad, infraestructura, la transformación del campo, la equidad y el crecimiento verde, bajo el paraguas de los principios del “Buen Gobierno”. Su monto de inversiones estimado será de $703 billones, al cual ya se le recortaron $16 billones como resultado de la caída en los precios del petróleo. De esa cifra, y según el Ministro de Hacienda, el Gobierno Central aportará $160,3 billones.Con el plan se pretende generar dos millones de nuevos empleos y un crecimiento promedio del 4,5% del Producto Interno Bruto en los próximos cuatro años. Por supuesto, se mantendrá el compromiso de impulsar la inversión en infraestructura. Pero también aparece como eje central la modernización y el apoyo al campo colombiano, según el Director de Planeación Nacional, donde se hace imperioso legalizar la tenencia de la tierra, fuente de conflictos permanentes, generando también las condiciones de seguridad para los campesinos. Así mismo, se crearán escenarios para orientar el postconflicto, en caso de que se llegue a un acuerdo definitivo de paz con las Farc y el ELN. A grandes rasgos, esas son las directrices del Plan de Desarrollo que debe regir el accionar del Gobierno hasta el 2018. Quedan por analizar las propuestas detalladas sobre lo que se hará para apoyar el desarrollo en las ciudades y de las regiones que demandan el apoyo de la Nación, como es el caso de la construcción del metro para Bogotá y los angustiosos problemas del Pacífico colombiano. Pero puede decirse que la Administración Santos hizo una extensa gira por las regiones, en su propósito de crear un Plan desde la periferia hacia el centro.Ahora empieza la negociación en el Congreso. Cabe anotar que en esta oportunidad, el proyecto fue presentado a sesiones extraordinarias, lo que implicará que el tiempo será dedicado exclusivamente a su trámite. Es de esperar que se logre un estudio profundo y que se consiga su aprobación en los tiempos fijados para las sesiones, aunque ya se sabe que los congresistas que representan a la Costa Atlántica han expresado su protesta y su ausentismo mientras no se detenga el incremento a los precios del gas en su región, y se conocen las diferencias con la bancada del Centro Democrático ante la negativa del presidente del Senado a su solicitud de permiso para salir del país.Con la presentación del proyecto empieza el trámite de una de las iniciativas más importantes para dirigir la acción del Estado colombiano. Lo más importante será que el Plan de Desarrollo se atempere a las necesidades de la Nación y sea la herramienta que Colombia necesita para construir un mejor país.

VER COMENTARIOS
Columnistas