Plegarias atendidas

Plegarias atendidas

Febrero 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Estos jóvenes podrán tener un escape a la trampa de violencia, marginalidad y exclusión que los acecha en las esquinas de su barrio. Esta escuela fortalece el sistema de Centros Culturales en las Comunas de Cali, entre los que se cuentan el de Siloé y el de Bellavista, y el proyectado por el Ministerio de la Cultura en la Comuna 18.

Desde comienzos de la década de 1990, diversos sectores sociales de Cali plantearon la necesidad de que la ciudad contara con un gran centro cultural. Parecía inalcanzable por sus costos, dotación y mantenimiento.Pero el camino comenzó a allanarse cuando el departamento identificó un lote estratégicamente situado. Pronto se puso manos a la obra, se diseñaron las edificaciones para el traslado allí de la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero y el Museo de Ciencias Naturales Federico Lehmann, y con la contribución del sector privado y la Nación se pudo dar el primer paso de lo que luego tomaría la forma del proyecto ‘Manzana del Saber’, hoy una realidad próspera.Desde el año 2003 el Ministerio de Cultura ha venido acompañando, con recursos y asesoría a esta importante obra de interés regional, contribuyendo a la creación del parque para la lectura y la ampliación de las salas de la Biblioteca. Alrededor de 2 mil usuarios acuden diariamente a este centro cultural, en su mayor parte jóvenes estudiantes y allí se realizan múltiples actividades culturales. Es un hervidero estimulante de jóvenes absorbiendo conocimientos y despertando a nuevas inquietudes.Igual sucede con la Escuela de Música de la Comuna 21, que surgió de un proyecto de enseñanza musical en comunidades marginales gestionado por Proartes desde hace 8 años y que gracias a la contribución de la Nación y el Municipio hoy es otra realidad de fuerte impacto en una zona densamente poblada de la ciudad. Allí se proyecta crear una banda sinfónica y un coro en los que participarán cerca de 350 niños provenientes de familias pobres de la ciudad. Estos jóvenes podrán tener un escape a la trampa de violencia, marginalidad y exclusión que los acecha en las esquinas de su barrio. Esta escuela fortalece el sistema de Centros Culturales en las Comunas de Cali, entre los que se cuentan el de Siloé y el de Bellavista, y el proyectado por el Ministerio de la Cultura en la Comuna 18.No menos importante, por su significado simbólico e histórico, es el aporte del Ministerio para la rehabilitación de la Biblioteca del Centenario, llamada así porque se construyó para conmemorar el primer centenario de la Independencia, y que es la más antigua biblioteca de la ciudad. Ella llevaba cerrada por tres años y ahora será reinaugurada para que vuelva a ser un foco de atracción de la juventud caleña y pueda desempeñar con solvencia su papel de liderar el fortalecimiento de la red de bibliotecas populares y comunitarias de Cali, que es uno de los proyectos modelo del país en el tema de promoción de la lectura.No sobra destacar la bella obra hecha por el Ministerio de la Cultura en Buenaventura, al recuperar la vieja Estación del Ferrocarril del Pacífico, un edificio que es patrimonio cultural de la Nación, para poner a funcionar la Escuela Taller, que beneficia a jóvenes bachilleres del puerto.Por estas plegarias atendidas, bienvenidos los esfuerzos del Ministerio de Cultura, del Municipio y de Proartes por confiar en la cultura como la herramienta para unir a Cali y ofrecer a su gente más posibilidades de progreso.

VER COMENTARIOS
Columnistas