Para enfrentar las dificultades

Febrero 17, 2017 - 07:08 p.m. Por: Editorial .

Para despejar las inquietudes que rondan al empresariado y el escepticismo que producen los resultados de los últimos meses, el Gobierno Nacional encabezado por el presidente Juan Manuel Santos presentó el programa ‘Colombia Repunta’. Es la primera parte de la respuesta que se espera para recuperar la confianza y el entusiasmo en la economía nacional.

Esa presentación fue una oportunidad para que el Primer Mandatario explicara la manera en la cual el país ha logrado enfrentar la vertical caída que significó el final de la bonanza en los precios del petróleo. Con medidas que eran de esperar pero fueron demoradas y otras que pueden ser objeto de polémicas, los indicadores macroeconómicos dan cuenta de la estabilización en las cifras de empleo y la posibilidad de mantener un crecimiento positivo, así hubiera caído a cifras cercanas al 1% en el 2016.

Ahora, y una vez aprobada la reforma tributaria que ayuda mas no resuelve el déficit fiscal, el Gobierno describió lo que considera un gran impulso a la actividad económica. De una parte, y además de la rebaja en la tributación de las empresas, el anuncio incluyó la baja en los aranceles de importación a 3.400 productos usados en la industria y la actividad empresarial.

De la otra, es decir, desde el aporte que hará el Estado, el presidente Santos enunció el impulso a la inversión a la infraestructura mediante la construcción de las autopistas del denominado 4G, la construcción de vivienda y de 18.000 aulas escolares, lo cual significará 9,6 billones de pesos en inversión. También dijo que se destinarán 1,6 billones de pesos al posconflicto en los próximos dos años, además de acelerar el desahorro en los fondos del sistema general de regalías, que alcanzan una cifra aproximada de 10 billones de pesos más.

Hay, pues, una mezcla de programas ya establecidos de antemano y que forman parte del presupuesto nacional, con algunas propuestas nuevas. Dentro del paquete de iniciativas debe destacarse el intento por impulsar el crecimiento mediante la inversión pública, así sea en momentos en los cuales en el Estado empiezan a aparecer alertas sobre el tamaño y el impacto que tendrá el creciente déficit fiscal.

Ahora se espera la reacción del sector privado y de la inversión extranjera ante el llamado, que se confía sean positivas. Es momento para reconocer que la suma de variables como la devaluación y el frenazo que se experimenta en muchos sectores de la producción, han llevado a los empresarios a aumentar sus precauciones. Y que los inocultables desequilibrios fiscales han sembrado cierto nerviosismo sobre el ajuste que pueda producirse en la economía.

Frente a esas inquietudes, los propósitos del plan ‘Colombia Repunta’ serán cruciales para despejarlas, siempre que el Estado cumpla sus compromisos. Siendo la creación de 765.000 nuevos empleos en un año y el aumento de la meta de crecimiento al 2,5% del PIB para el 2017 los objetivos, el trabajo mancomunado de los sectores público y privado así como la concreción de las propuestas gubernamentales serán fundamentales para terminar con la incertidumbre.

VER COMENTARIOS
Columnistas