Otra oportunidad para el Valle

Otra oportunidad para el Valle

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Ahora nos toca a los vallecaucanos asumir nuestro deber de elegir a quien se comprometa en devolverle al Departamento la importancia que tuvo en el desarrollo del país. Tenemos que ser capaces de derrotar la política inmoral que lo llevó al abismo donde se encuentra".

El próximo primero de julio, los vallecaucanos deberán regresar a las urnas para elegir otro Gobernador, el séptimo en menos de cuatro años. Será una nueva oportunidad para convocar la unión que permita superar las mezquindades de una política signada por intereses partidistas e individuales que han permitido el montaje de un ruinoso e inmoral régimen clientelista, causando el peor de los desastres en los 100 años de vida del Departamento. Dando cumplimiento a las leyes, y acatando el concepto emitido por el Consejo de Estado, el Gobierno Nacional declaró la vacancia absoluta del primer empleo del Valle, ante la inhabilidad del exgobernador Useche causada por la sanción que le impuso la Contraloría General de la República. Y mientras se cumple la elección del nuevo mandatario, encargó a la doctora Adriana Carabalí, incluida en la terna presentada por el MIO, movimiento de propiedad del exsenador Juan Carlos Martínez que inscribió al sancionado Useche.La doctora Carabalí conoce a fondo la ruina del Departamento, como quiera que ha estado vinculada a la Secretaría de Hacienda durante 19 años. Ella sabe que el Valle está a punto de caer a la segunda categoría y que no resiste más abusos de aquellos que su partido ha cometido, amparándose en los triunfos obtenidos en las elecciones. Y debe ser consciente de la necesidad de cerrar las venas rotas de la corrupción, el desgreño administrativo y el mal gobierno, vicios agudizados por los sucesivos triunfos del PIN y el MIO y de esa coalición funesta.Mientras se cumple el proceso electoral, el departamento y cada una de las 42 alcaldías del Valle deberán aplicar la ley de garantías que congela las nóminas y la contratación pública. Ése es otro de los efectos perniciosos que le dejan a los vallecaucanos la politiquería y los abusos cometidos en nombre de una democracia mal entendida, que interpreta el triunfo electoral como la licencia para disponer del patrimonio público y satisfacer intereses egoístas y no como la obligación de atender las necesidades de todos, sin distingo de raza, credo o partido. Para la dirigencia pública y privada de nuestro Departamento, tanto como para los ciudadanos en capacidad de ejercer el derecho a votar, la elección del próximo 1 de julio tiene entonces un carácter especial. Se trata de romper con esos vicios y pensar en función del bien común; de abandonar los intereses egoístas y aportar en la reconstrucción de las instituciones de gobierno departamental. De dejar atrás las divisiones por las cuales se ha colado la corrupción, para encontrar en la unión de principios la manera de sacar a nuestro Valle adelante.Gracias al doctor Aurelio Iragorri Valencia por la labor que cumplió en los escasos días que estuvo al frente de la Gobernación, al destapar y enfrentar gran parte del desastre que vive la institución. Ahora nos toca a los vallecaucanos asumir nuestro deber de elegir a quien se comprometa en devolverle al Departamento la importancia que tuvo en el desarrollo del país. Tenemos que ser capaces de derrotar la política inmoral que lo llevó al abismo donde se encuentra.

VER COMENTARIOS
Columnistas