Optimismo y confianza

Optimismo y confianza

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Hoy se han priorizado las necesidades de los caleños frente a los intereses particulares. Esta Cali optimista se debe también a la proyección que se ha hecho como ciudad en la que se puede confiar, que responde a los retos y tiene habitantes comprometidos con su desarrollo.

Las acciones que se adelantan en Cali para recuperar a la ciudad, devolverles la confianza a sus habitantes y hacer que se sientan orgullosos del lugar en donde viven comienzan a tener efecto entre los caleños. Si bien preocupan aún aspectos como la seguridad y la movilidad, el clima es de esperanza sobre un futuro mejor.Así lo refleja la Encuesta de Percepción Ciudadana del Programa Cali Cómo Vamos. En general el sondeo muestra que hoy los caleños se sienten más optimistas, viven en mejores condiciones y tienen un mayor sentido de pertenencia sobre su ciudad: un 56% siente que la capital vallecaucana va por buen camino este año, frente al 43% que tenía esa percepción en el 2012.El resultado se relaciona con una gestión pública más eficiente, lo cual ha permitido tomar decisiones y adelantar obras que se necesitaban después de años de desidia y de administraciones cuestionadas. Hoy se han priorizado las necesidades de los caleños frente a los intereses particulares. Esta Cali optimista se debe también a la proyección que se ha hecho como ciudad en la que se puede confiar, que responde a los retos y tiene habitantes comprometidos con su desarrollo. La Cumbre de la Alianza del Pacífico, los Juegos Mundiales, la Cumbre Mundial de Mandatarios Afrodescendientes, entre otros eventos, permitieron mostrar una ciudad organizada, con una buena infraestructura, calurosa con sus visitantes y desbordante de alegría. El retorno de la confianza se percibe en la llegada de mayor inversión a la ciudad, el auge en el sector de la construcción que tanto aporta a la generación de empleo, a la percepción de que se van disminuyendo los niveles de pobreza. Frente a un 25% de caleños que se consideraban pobres del año pasado, en el 2013 ese porcentaje llega a 19%.La confianza también se da a nivel de sus instituciones públicas, como se deduce de una mejor calificación y reconocimiento al Gobierno local y al Alcalde. La devolución de Emcali al Municipio es un síntoma de la recuperación de la ciudad. Como lo es el que se haya incrementado el pago de impuestos con lo cual crece la capacidad de invertir con recursos propios. Quedan por supuesto expectativas por cumplir, como las relacionadas con el Sistema de Transporte Masivo. El MÍO cambió un modelo paquidérmico, ha transformado la vida urbana y está en vía de alcanzar su equilibrio Para que atienda las necesidades de movilización de los caleños se debe completar su flota de buses y ajustar sus rutas y frecuencias. Por otra parte, la seguridad ciudadana es la mayor preocupación de los caleños, aunque reconocen sentirse más tranquilos en sus barrios este año, entre otros gracias a programas como el Plan Cuadrantes de la Policía.Las conclusiones de la Encuesta de Percepción Ciudadana indican que Cali va por el camino correcto. Y dan a entender que a pesar de los problemas y las carencias que aún padece, hay un compromiso de la Administración Local para gestionar recursos y ejecutar los proyectos, y que sus ciudadanos están optimistas y receptivos a ayudar a mejorar a su Municipio y a recuperarlo para que sea de nuevo modelo nacional.

VER COMENTARIOS
Columnistas