Obras y transparencia

Agosto 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Será la intervención más grande que se haya realizado en mucho tiempo a la ciudad..."

Con la Plazoleta de la Caleñidad, ubicada frente a las instalaciones del Centro Administrativo Municipal, CAM, se inicia la construcción de las 21 obras que serán financiadas mediante el pago de valorización. Será la intervención más grande que se haya realizado en mucho tiempo a la ciudad, por lo cual es necesario que exista una comunicación permanente y amplia con los caleños, a fin de que ellos conozcan cómo avanza el programa de las denominadas megaobras, cómo va su manejo y cómo será el plan de ajustes a la circulación y al transporte público.Ese conjunto de informaciones es lo que se denomina transparencia en la administración pública. Y sirve para generar confianza entre usuarios, transeúntes y sobre todo aportantes. No es un descubrimiento afirmar que los habitantes de la capital vallecaucana perdieron la credibilidad en los gobiernos municipales de la última década, a causa de los desaciertos y la corrupción que sumieron a la ciudad en una crisis inédita en toda su existencia. Y que, no obstante esa realidad, han expresado su interés en aportar a la transformación de su ciudad, pagando por anticipado más de $160.000 millones del total de las contribuciones que les corresponden.En ese orden de ideas, la Administración del alcalde Jorge Iván Ospina está en la obligación de mantener a la ciudad al tanto de lo que ocurra con el ambicioso proyecto llamado a modernizar la vida urbana de una ciudad atrasada, que, sin embargo, ha tenido en el Sistema de Transporte Masivo una transformación importante, aunque aún incompleta. Es la respuesta que espera una ciudadanía que con sus aportes le ha otorgado un voto de confianza.Pero también es necesario despejar las inquietudes por la intervención de las vías en puntos como la Carrera Primera entre las calles Octava y Trece. Dado el deterioro del centro de Cali, esa vía es el principal canal de comunicación terrestre entre el Norte con el Oeste y una porción importante del Sur. Además, el desvío de decenas de rutas de transporte público por allí ha generado una congestión de proporciones, que ahora deberá ser distribuida en los desvíos que ordene el Gobierno Municipal.Y ese es el otro punto sensible que debe ser atendido con transparencia. Si los caleños han aportado al proyecto con entusiasmo, es lógico deducir que están dispuestos a soportar las incomodidades que ocasionarán las obras a realizarse en los próximos años. Pero deben estar informados con abundancia sobre las medidas que se tomen, tanto como del avance que tengan las obras. Y deben ser escuchados en sus inquietudes, como la constante protesta contra el caos que produce el exceso de buses y busetas que entorpecen la movilidad.Con la Plazoleta se inicia un esfuerzo para mejorar la vida urbana de Cali. En ese propósito, la obra será un laboratorio para conocer cómo se deben manejar los inconvenientes que producirá la intervención prolongada del espacio público en gran parte de la ciudad, y en un desafío a la capacidad de comunicación del Municipio con los ciudadanos, que mantenga su credibilidad y concite la colaboración y la tolerancia.

VER COMENTARIOS
Columnistas