No más mal parqueados

Julio 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Es esencial que los ciudadanos comprendamos que debemos transformar nuestra cultura de la movilidad, siendo este aspecto de la vida de las urbes uno de los factores que más influye en el mejoramiento de su calidad de vida".

Poner en orden el estacionamiento de vehículos en las vías públicas de Cali es una de las tareas pendientes en lo que tiene que ver con la movilidad de la ciudad. Se trata de un propósito que se quedó en el papel desde hace tres décadas con el Plan de Desarrollo Integral de Cali, Pideca, y que ha pasado sin resultados por distintos planes de gobierno.Las cifras y el paisaje urbano dan cuenta de la urgencia de esta tarea. Tan sólo al 30 de junio del presente año 1.198 conductores fueron multados por estar mal parqueados en alguna vía. Asimismo, el grueso de los carros hurtados el año pasado lo fue bajo la modalidad del ‘jalado’, lo que significa que fueron sustraídos mientras estaban estacionados en alguna zona pública, es decir, 1.496 de un total de 1.968 automotores robados. Mientras tanto, lo que se observa en sectores como el centro, Granada, la Carrera 66, la Calle 9, Ciudad Jardín y El Peñón indica que el desorden prima sobre aceras y calles, robándoles espacio a los peatones y generando caos en la movilidad.Es por eso que resulta un acierto el que se dirija nuevamente la mirada hacia este problema. La Administración Municipal ha planteado inicialmente establecer tres zonas de parqueo regulado en algunas vías del centro. Esto significa un intento por empezar a pensar ordenadamente el estacionamiento de los carros en Cali, cuyo parque automotor está alrededor de los 470.000 vehículos.Esta iniciativa, que podría ampliarse a otros sectores de la ciudad, requiere no sólo que se hagan investigaciones para establecer las zonas que pueden usarse, los tiempos para el uso de esos lugares y las tarifas. Incluye de modo fundamental el componente de cultura ciudadana para repensar el espacio público como algo a lo que todos tenemos derecho y sobre lo cual también todos tenemos deberes, lo que se traduce en el cumplimiento de normas.Es esencial que los ciudadanos comprendamos que debemos transformar nuestra cultura de la movilidad, siendo este aspecto de la vida de las urbes uno de los factores que más influye en el mejoramiento de su calidad de vida.Entre otros de los impactos positivos que trae la regulación del parqueo en las vías controladas está también la dinamización de las zonas comerciales. Esto sucede porque una plaza de estacionamiento sería ocupada por más de un vehículo al día, lo que no pasa con regularidad en el centro, donde quienes trabajan o visitan el sector se apoderan de la calle durante jornadas completas. La puesta en marcha de esta iniciativa trae consigo muchos retos para la Administración Municipal, entre ellos garantizar los controles y la transparencia con la que se administren estos espacios. Además, no la exime de la búsqueda de otro tipo de soluciones, como la gestión para que puedan, en zonas adecuadas, establecerse parqueaderos privados y cerrados, que también le hacen falta a la ciudad. Allí aguarda una tarea en la reforma del Plan de Ordenamiento Territorial, POT.

VER COMENTARIOS
Columnistas