No a la interinidad

Abril 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Si todo funciona como dijo el presidente Juan Manuel Santos, en la presente semana se debe confirmar la terna de candidatos para la elección en propiedad del nuevo Fiscal General de la Nación. Se prorrogará entonces la interinidad en la dirección de una de las entidades más importantes para la buena marcha de la Justicia en Colombia".

Si todo funciona como dijo el presidente Juan Manuel Santos, en la presente semana se debe confirmar la terna de candidatos para la elección en propiedad del nuevo Fiscal General de la Nación. Se prorrogará entonces la interinidad en la dirección de una de las entidades más importantes para la buena marcha de la Justicia en Colombia.Una semana antes de cumplirse el período del antiguo Fiscal, el Primer Mandatario anunció la realización de un concurso para escoger a quienes serán candidatizados para reemplazarlo, reservándose la facultad de incluir personas que no hayan participado en el concurso. Por supuesto, las observaciones no se hicieron esperar, toda vez que se creó un mecanismo de selección que no contempla la Constitución.Posiblemente, el interés era enviar un mensaje sobre la transparencia del proceso de selección, además de alejarlo de los tradicionales aspectos políticos implícitos en la nominación directa de los tres aspirantes. Sin embargo, lo que se produjo al mantener la posibilidad de desconocer los resultados del concurso de selección deja en el aire un inconveniente aroma de improvisación.A ello debe agregarse el que la terna no fuera enviada con el tiempo necesario para tratar de evitar una interinidad a todas luces inconveniente que deja la sensación de que se ha prorrogado el período de Eduardo Montealegre. Aunque no es menos cierto que la Corte Suprema también demoró, de manera inexplicable y en algunos casos por más de un año, el nombramiento de los Magistrados que completaron la sala general encargada de designar al nuevo Fiscal.Hay pues política desde todos los lados, así se pretenda dar a entender que la selección se hará por méritos. Política en la conformación de la terna, en el mecanismo que decida la Corte para realizar la elección, y en el tiempo que se tome para cumplir el proceso. Que puede prolongarse de manera indefinida, como ocurrió hace nueve años, cuando el enfrentamiento también político de los Magistrados con el Presidente de la República de entonces produjo una interinidad de más de un año.Que la elección sea política es parte de su esencia. Lo que no puede aceptarse es que se dilate una decisión vital para el funcionamiento del organismo encargado de investigar los delitos, acusar o liberar a los ciudadanos vinculados a ellos, y en general, de administrar recta y cumplida Justicia. Con las preocupaciones expresadas no se pretende desconocer las calidades y la idoneidad del Fiscal encargado. Por el contrario, se trata de solicitar que se le libere de la incómoda posición en que se encuentra como producto de la demora en cumplir un procedimiento ordenado por la Constitución Nacional.Ojalá, los trámites restantes se cumplan con la celeridad que se requiere para evitar la interinidad prolongada que le hace daño a la Fiscalía. Que el Presidente de la República presente la terna y los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia escojan al Fiscal General de la Nación, atendiendo el interés nacional de que el elegido sea un jurista de reconocidas calidades que esté ajeno al protagonismo político. Eso es lo que manda la Ley y lo que reclama la institucionalidad en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad