Mirando el futuro

Mirando el futuro

Abril 26, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

De un tren de cercanías que conecte a Cali y sus municipios vecinos se viene hablando de tiempo atrás. Ahora puede tomar forma con la entrega de recursos para los estudios de factibilidad y con el plazo de dos años que se ha dado para poner en marcha la iniciativa.

Desde la terminación del ferrocarril del Pacífico, parece inexplicable que los gobiernos se hayan olvidado de un sistema de transporte que es fundamental en el resto del mundo, a pesar de tener el espacio necesario para desarrollarlo. Por ello, Cali y su área metropolitana soportan enormes dificultades para su movilidad y se debate en la urgencia de construir vías para atender el reclamo de quienes padecen los trancones y la congestión.

El llamado Sistema Férreo Intermunicipal es fundamental para el sur del Valle porque resolvería los problemas de conectividad entre Cali Jamundí, Palmira y Yumbo. Tener la alternativa de desplazarse entre estas ciudades a través del tren permitirá mejorar la movilidad, limitar el uso del transporte individual y aportar a las soluciones de vivienda en la región.

Así se le dará utilidad al corredor férreo de 65 kilómetros de extensión construido desde épocas del Ferrocarril del Pacífico, que recorre de sur a norte el sur de la comarca y que inexplicablemente se abandonó. Integrado con el Sistema de Transporte Masivo que opera en Cali, llevaría a conformar un servicio de transporte más rápido, cómodo y efectivo para la ciudad, ayudando a resolver la crisis que padece el MÍO.

Para los municipios vecinos es una propuesta que les facilitará hacer una planeación más acorde a sus realidades, que no requiera necesariamente de la construcción de más vías para atender la demanda de desplazamiento entre ellos y Cali. Si se mira en contexto, de todas las alternativas posibles la del tren de cercanías es la más favorable financieramente para la región, que además ofrece una solución de transporte más ágil y seguro.

Por supuesto, el proyecto demandará de cuantiosos recursos para llevarlo a feliz término. Todo ello puede ser realizado mediante la convocatoria de inversionistas que se le midan a financiar el tren de cercanías, además de los recursos que por ley debe entregar la Nación para los sistemas de transporte en las capitales. También se deberá tener en cuenta lo que significaría para la reactivación del ferrocarril del Pacífico, como ruta para el transporte de carga desde el sur del país hacia Buenaventura, aprovechando la variante que se ha propuesto y sin que tenga mayores efectos sobre la movilidad de Cali.

El tren de cercanías del cual es promotora la Gobernación del Departamento y ha recibido el apoyo de Cali, Palmira, Jamundí y Yumbo, es uno de los proyectos más importantes para el Valle. De concretarse como se puede esperar, transformará la región y ofrecerá a sus millones de habitantes una nueva forma de transporte más segura y acorde con sus necesidades.

Es cuestión de atreverse a pensar en grandes soluciones para los problemas creados por el crecimiento de la población en el sur del Valle y la falta de decisión para enfentarlos.

VER COMENTARIOS
Columnistas