Metas para el futuro

Octubre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Los Objetivos de Desarrollo Sostenible que el mundo deberá cumplir en los próximos 15 años muestran cómo ya se entiende que el desarrollo económico y social de la humanidad está ligado de forma indisoluble a la preservación ambiental del Planeta".

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible que el mundo deberá cumplir en los próximos 15 años muestran cómo ya se entiende que el desarrollo económico y social de la humanidad está ligado de forma indisoluble a la preservación ambiental del Planeta. Lo otro es el reconocimiento de que las metas no se lograrán sin el compromiso y alianza de gobiernos, sector privado y comunidades.Concluido el tiempo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en los que se trabajó desde el comienzo del presente siglo, y con los cuales se consiguió mejorar la calidad de vida de la población, ahora hay que mirar hacia un futuro donde lo más básico es garantizar la protección de la Tierra. Este espacio en el que se mueven 7.000 millones de personas, y que deberá albergará a 9.000 millones en tres décadas, aún es capaz de ofrecer lo que la humanidad necesita para existir y vivir con decencia.A ello le apuntan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible presentados en la reciente Asamblea General de la ONU. Entre todos suman 169 tareas que se deberán cumplir antes del año 2030 y que incluyen generar las condiciones para mantener la reducción de los índices de pobreza, garantizar la salud, alimentación, igualdad y trabajo decente para todos, así como tener unos entornos sanos, ambientalmente sostenibles y que garanticen la sustentabilidad a la población.Si se desmenuzan los planteamientos y metas de cada Objetivo, se concluye que en general giran en torno al cuidado del medio ambiente. Al menos en el papel se ha comprendido que en la naturaleza están las fuentes de trabajo así como de sustento para las poblaciones más pobres, lo que obliga a que se proteja y preserve para el futuro. Para tener comunidades más sanas y con larga vida, es indispensable preservar abundantes y limpias las fuentes hídricas, así como garantizar un manejo adecuado de los desechos que produce la humanidad.La lista continúa con ciudades amigables y sostenibles, industrias comprometidas con la preservación del medio ambiente, generación de energía limpia y más barata, así como responsabilidad en la producción y el consumo. Junto a esos Objetivos, están los específicos para proteger los ecosistemas, los océanos y actuar para detener el cambio climático que afecta a la Tierra. Todas las tareas propuestas en esta hoja de ruta se pueden cumplir, incluso muchas son acciones ya planteadas o que se están adelantando, que se han querido convertir en objetivo mundial.Cumplir con lo planteado implica garantizar los recursos necesarios que demandan unas metas sin duda ambiciosas, pero en especial requiere del compromiso de cada nación. La responsabilidad primera es de los gobiernos, encargados de diseñar las políticas públicas y de educar a su sociedad para trabajar en ese futuro mejor. Pero es ineludible involucrar a todos, incluidos los sectores privados, las organizaciones no gubernamentales y las comunidades. Si se da esa alianza se habrá dado un paso importante para recuperar el Planeta y facilitarle su misión de tener una población con oportunidades reales de progreso.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad