Los rostros de la Tierra

Abril 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El 35% de los ecosistemas marinos ha desaparecido por el aumento de la temperatura en las aguas; en Colombia el 54% de los nevados se derritieron en los últimos 30 años; catástrofes como inundaciones y huracanes que han arreciado por el cambio climático dejaron 1,2 millones de personas muertas en 10 años, y se calcula que la temperatura habrá aumentado 4 grados centígrados al finalizar el siglo".

Ponerle caras al daño que se le hace a la Tierra puede ser una forma de recordarle a la humanidad que si no pasa de las palabras a las acciones para evitar el daño que causa al planeta, la deuda se hará impagable. Se necesitan más recursos y compromiso de los Estados, pero son las acciones individuales las que marcarán la diferencia y permitirán hacer el viraje que el mundo necesita para garantizar su supervivencia.La celebración del Día de la Tierra este año se centró en mostrar ‘El rostro del cambio climático’ a través de miles de fotografías que la gente subió a internet. Las imágenes muestran realidades devastadoras como la esterilidad de los campos en Pakistán por las prolongadas sequías o la desolación de un filipino aferrado a una canoa en medio de una inundación cerca a Manila. Observar cómo una niña de Kenya debe caminar en medio de las basuras que abarrotan las calles de Mombasa, mirar las nubes de polución que ocasiona la industria del acero en la ciudad brasileña de Acailandia o ver a un oso polar subido en un pequeño bloque de hielo que flota a la deriva por el acelerado derretimiento que sufre el Ártico, confirman que la responsabilidad en el deterioro del planeta es del ser humano. De los daños no se salva ninguna nación y sus efectos los sienten todos.Esas imágenes se traducen en cifras: la Tierra recibe al año 30.600 millones de toneladas de contaminantes, 70% de las cuales provienen del uso de combustibles fósiles como el carbón o el petróleo, así como de la destrucción anual de 13 millones de hectáreas de bosques que son los encargados de absorber la mayor parte del dióxido de carbono. La consecuencia es un boquete en la capa de ozono de 19 millones de kilómetros cuadrados, que reduce la protección del planeta frente a los rayos solares y acelera el calentamiento global.Los daños se contabilizan también. El 35% de los ecosistemas marinos ha desaparecido por el aumento de la temperatura en las aguas; en Colombia el 54% de los nevados se derritieron en los últimos 30 años; catástrofes como inundaciones y huracanes que han arreciado por el cambio climático dejaron 1,2 millones de personas muertas en 10 años, y se calcula que la temperatura habrá aumentado 4 grados centígrados al finalizar el siglo.No se puede negar que la humanidad cada vez es más consciente de su responsabilidad y de la urgencia de actuar para revertir el deterioro de la Tierra, como lo muestran también miles de imágenes de rostros anónimos cuidando su entorno y haciendo propuestas para ayudar a sanar las heridas causadas al Planeta. Pero las acciones de unos cuantos miles no bastan frente a la magnitud de los problemas ambientales, a la indiferencia del resto de la humanidad y a la tozudez de los Estados que prefieren defender sus intereses particulares. Son 7.000 millones de seres humanos los que tienen que actuar, comprometer a sus gobiernos y acoger el llamado que hicieron los 20 millones de habitantes que en 1970 lanzaron un grito de auxilio por el planeta y en honor de quienes se celebra el Día de la Tierra.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad