Los retos para Emcali

Los retos para Emcali

Junio 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Hoy se conocerá entonces la manera en que será gobernada Emcali y los compromisos del Gobierno Municipal para darle transparencia y alejarla de la politiquería, además de revelarse la forma en que serán utilizados los recursos que por más de un billón de pesos deberá pagar la empresa a la Nación".

Luego de una intervención de trece años y dos meses del Gobierno Nacional a través de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el control de Emcali será devuelto hoy a la Administración Municipal. Si bien termina una etapa larga y compleja de la empresa cuyos propietarios son los caleños, no por ello puede decirse que haya finalizado la labor de recuperar su capacidad de atender los requerimientos de una urbe en constante crecimiento.Según lo expresado por el presidente Juan Manuel Santos, la decisión de devolver a Emcali sin cumplir la exigencia de escindir la venta del componente de comunicaciones obedece a la confianza que su administración tiene en el actual gobierno municipal. No obstante, el alcalde Rodrigo Guerrero anunció para hoy la promulgación del llamado Código de Buen Gobierno que regirá a la entidad en adelante.Ese debe ser el compromiso que guíe el manejo de Emcali. Por supuesto, es deber de sus funcionarios el procurar su eficiencia y superar la gestión de los servicios públicos a su cargo, en momentos en que la competencia, la obsolescencia de algunos de sus recursos y el crecimiento en veces anárquico de la urbe, le plantean retos ineludibles. Pero la gran preocupación reside en la forma en que será gobernada Emcali como entidad pública bajo la dirección casi absoluta de la Administración Local. Es allí donde retorna el temor acerca de la posibilidad de regresar a épocas pasadas donde la política mal entendida dio paso al clientelismo voraz, al desorden que llevó a un sindicalismo mal entendido y a una quiebra superada sólo por la voluntad del Gobierno Nacional de mantener la entidad como pública y de propiedad de Cali.Hoy se conocerá entonces la manera en que será gobernada Emcali y los compromisos del Gobierno Municipal para darle transparencia y alejarla de la politiquería, además de revelarse la forma en que serán utilizados los recursos que por más de un billón de pesos deberá pagar la empresa a la Nación. Es la obligación de pagar la deuda adquirida por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, dineros que retornará a la ciudad para ejecutar obras de acueducto en los próximos diez años.En el propósito de procurar la mayor transparencia posible es necesario revisar con detenimiento el balance que deja la Superintendencia en su intervención de trece años con “propósito de liquidación”. Fueron trece largos años de una posesión que sin duda sirvió para superar enormes dificultades, pero que también demanda de una rendición rigurosa de cuentas sobre el manejo de un patrimonio que además de público le es ajeno a la entidad encargada por la ley de proteger el interés de los usuarios y suscriptores, y no de tomar posesión de bienes extraños a su objetivo.Empieza pues una nueva era para Emcali y para los dirigentes públicos de la ciudad. Entendiendo que deberán tomarse todavía decisiones sobre el componente de telecomunicaciones, el compromiso debe ser ante todo erradicar la politiquería y la corrupción que llevaron al abismo a la empresa más importante para el desarrollo de Cali y al patrimonio público más grande de todos los caleños.

VER COMENTARIOS
Columnistas