Los recursos del Valle

Febrero 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"De nuevo se encendieron las alarmas sobre un trato discriminatorio para el departamento del Valle y sus municipios en los recursos de la Nación. Para evitar que se consume esa advertencia se requiere la acción mancomunada de los dirigentes públicos, de los líderes políticos y empresariales de la región".

De nuevo se encendieron las alarmas sobre un trato discriminatorio para el departamento del Valle y sus municipios en los recursos de la Nación. Para evitar que se consume esa advertencia se requiere la acción mancomunada de los dirigentes públicos, de los líderes políticos y empresariales de la región.La advertencia ha sido reiterada por el gobernador Ubéimar Delgado en varios escenarios, hablando del trato discriminatorio que tradicionalmente le han dado a uno de los Departamentos que más aporta a las finanzas nacionales. En concreto, su denuncia se refiere a la desproporción que existe entre los recursos que por distintas causas produce Buenaventura y la inversión que recibe a cambio. Es un antiguo reclamo que no deja de tener vigencia, cuando se estima que por impuestos de aduana se generarán $4,5 billones al fisco nacional durante el 2015 mientras en la ciudad con más problemas sociales y de pobreza de Colombia no se queda ni el 10% de ese monto.Ahora, la preocupación tiene que ver con los recursos que recibe el Valle. Según el Mandatario vallecaucano, mientras la región ha producido $44 billones en los últimos cuatro años, sólo se le han devuelto $17 billones por todo concepto. Y ahora se habla de que está en peligro el llamado Contrato Plan mediante el cual la Nación financiará obras en 11 municipios del sur del departamento por más de $1 billón. Aunque el Alcalde de Palmira afirmó que este año se firmaría el contrato, nada puede justificar que un compromiso trabajado de manera juiciosa por esos municipios sea recortado, causando atrasos e incumplimientos, no con los gobernantes si no con los ciudadanos que encontraban en él la solución a varios de sus problemas de infraestructura.Por supuesto, lo que se espera es la respuesta del Gobierno Nacional, en momentos en que en el Congreso de la República se empieza a tramitar el Plan de Desarrollo para los próximos cuatro años. En esa discusión no puede olvidarse que nunca se han cumplido la totalidad de las inversiones incluidas en esos planes. Y que, no obstante su aporte al Producto Interno Bruto del país, el Valle ha sido golpeado por la violencia y la falta de oportunidades, lo cual se refleja en sus índices de desempleo y de pobreza. En especial, Buenaventura ha padecido durante décadas la migración permanente del Litoral Pacífico que sufre el embate de toda clase de delincuencia y falta de oportunidades, sin tener manera de generar progreso y desarrollo, salvo por las inversiones portuarias que no alcanzan para resolver el enorme drama social.El pasado lunes, la reunión del Bloque Parlamentario fue el escenario parta ventilar el asunto. Ante el impacto que pueden tener los posibles recortes anunciados por el Gobernador y varios congresistas y dirigentes regionales, el Valle está obligado a reclamar lo que en justicia le corresponde, evitando el tinte político. Es el momento de hacer sentir las inquietudes respetuosas de la región frente a la posibilidad de que se produzca una discriminación de la cual los vallecaucanos de menores recursos serán los más perjudicados.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad