Los problemas de la Justicia

Abril 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Está claro entonces el sentido de la reforma que presentará el Ministro. Pero no sobra recordar que, según la opinión de los colombianos, el problema está en la falta de credibilidad en que ha caído la Justicia, causada por la morosidad, la impunidad y la continua contradicción en que incurren los jueces desconociendo el valor de la jurisprudencia".

En la edición del pasado domingo, El País publicó una entrevista con el Ministro de Justicia en la cual planteó la necesidad de responder a los problemas que afectan a la rama. Por el sentido de sus declaraciones, es necesario revisar con detenimiento lo que parece ser el contenido de una nueva reforma que debe ser presentada en los próximos meses. Entre otros temas de gran importancia, el doctor Alfonso Gómez Méndez afirmó que la Justicia en Colombia muestra progresos en distintos frentes. Y que no es necesario seguir diciendo que no funciona, y aunque en todas partes del mundo se reclama una mejor Justicia, la de nuestro país se destaca por su independencia. No obstante, el Ministro es consciente de la necesidad de tomar medidas para evitar que los Magistrados sigan siendo elegidos por un Consejo Superior de la Judicatura que ha demostrado ya su inconveniencia.También anunció que en el proyecto de reforma que su despacho está gestionando deben incluirse medidas para hacer que funcione el sistema de juzgamiento a los funcionarios aforados, como los magistrados de las Altas Cortes. Es decir, que se revise la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. Y que se les ofrezcan garantías para ejercer sus funciones como jueces, apartándolos de las tentaciones que significa la posibilidad de intervenir en la designación de cargos como los de Procurador, Fiscal y Contralor. Tales declaraciones son una notificación de que el Ministro está interpretando la inquietud de los ciudadanos sobre la Justicia y que los obliga a recurrir a la tutela porque el Estado no funciona como debiera. Cabe agregar que por esa vía, el juez ha terminado legislando sobre salud, sobre educación y sobre tantos otros asuntos que desvían el propósito de su tarea, crean incertidumbres y se prestan para abusos y corruptelas. Está claro entonces el sentido de la reforma que presentará el Ministro. Pero no sobra recordar que, según la opinión de los colombianos, el problema está en la falta de credibilidad en que ha caído la Justicia, causada por la morosidad, la impunidad y la continua contradicción en que incurren los jueces desconociendo el valor de la jurisprudencia. Y por causa de las actuaciones de algunos Magistrados que ya anunciaron la existencia del gobierno de los jueces. Además, es ya incuestionable el rechazo al Consejo Nacional de la Judicatura, cuyos escándalos y actuaciones dudosas desvirtuaron su papel. Y que se acabe con la perversa figura de una Comisión de Acusaciones que antes que impartir justicia se ha convertido en promotora de impunidad para los Magistrados que deben dar ejemplo de rectitud y probidad.Debe decirse entonces que el ministro Gómez Méndez está bien encaminado. Pero no sobra recordar que el problema más grande es la falta de credibilidad porque la Justicia no está respondiendo a las necesidades y realidades que viven los colombianos. Es decir, que no está cumpliendo con el papel que le asigna la Constitución como guardián de la Ley y garante de la concordia entre los ciudadanos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad