Los nuevos gobernantes

Octubre 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Con una votación que en el caso de Cali superó las expectativas, el Valle y los 42 municipios eligieron ayer sus gobernantes para el periodo que se inicia el próximo primero de enero. Como en el resto de Colombia, la tranquilidad fue el hecho más destacado en un certamen que sin embargo es afectado por la abstención creciente, síntoma de la distancia que se ahonda entre la política y los ciudadanos".

Con una votación que en el caso de Cali superó las expectativas, el Valle y los 42 municipios eligieron ayer sus gobernantes para el periodo que se inicia el próximo primero de enero. Como en el resto de Colombia, la tranquilidad fue el hecho más destacado en un certamen que sin embargo es afectado por la abstención creciente, síntoma de la distancia que se ahonda entre la política y los ciudadanos.Luego de una intensa campaña, la mayoría de votantes eligió a Maurice Armitage como su alcalde. En él se reconoce su capacidad gerencial y su trayectoria alejada del debate público. Sus contrincantes fueron todas personas de recorrido en el ejercicio de la política con desempeños en cargos de elección popular y gubernamentales. Fue una contienda limpia, en la que la labor de las autoridades se destacó por evitar fraudes, aunque el lunar estuviera a cargo del Consejo Nacional Electoral y su resolución que invalidó miles de inscripciones en la ciudad.El señor Armitage asumirá la obligación de continuar el cambio en la forma de administrar la ciudad que inició el actual alcalde Rodrigo Guerrero, apartándola de los escándalos y las dudas que sembraron sus antecesores. Y de hacer uso de sus reconocidas capacidades de liderazgo para lograr que los caleños acepten la responsabilidad que les corresponde en la transformación de la ciudad. Los problemas están diagnosticados con suficiencia; a él le corresponde tomar las decisiones que inciten a sus coterráneos a construir una mejor ciudad.Igual ocurrió en la Gobernación del Valle. Dilian Francisca Toro es la primera mujer elegida para ocupar el primer cargo del Departamento, lo que da una idea del cambio que se está produciendo en la mentalidad de la región. Así mismo es de destacar que el resultado da a entender la presencia de corrientes de pensamiento alterno, distintas a la política tradicional. Lo que lleva a pensar en el resurgimiento del voto libre, alejado de las maquinarias tradicionales, a la espera del cambio que recupere la credibilidad del Departamento. Es el cambio que debe producirse en la conducción de la entidad que antes fue líder en Colombia y hoy padece el ocaso y la frustración.También fueron elegidos 21 diputados y 560 concejales en los municipios vallecaucanos. La esperanza es que ellos ejerzan el control político al manejo de los recursos y las administraciones departamentales y municipales que ordena la Constitución. Eso debe ser un mandato que permita superar el clientelismo, el gran enemigo de la buena administración pública.Ya habrá oportunidad de analizar en detalle lo sucedido en las otras 41 alcaldías del Valle, en sus concejos y en la Asamblea del Departamento. Por ahora hay que decir que, los vallecaucanos expresaron su voluntad de manera democrática y se debe acatar sin que ello implique guardar silencio ante los desafueros o dejar de reconocer los aciertos de los nuevos gobernantes, a quienes hay que respaldarlos en todas las iniciativas que lleven a nuestra región y a nuestra ciudad a los sitios de honor que les corresponden.

VER COMENTARIOS
Columnistas