Lo que está en juego

Mayo 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Todo está preparado entonces para que hoy se realice la primera vuelta de las elecciones que definirán el Presidente de Colombia que deberá posesionarse el próximo siete de agosto. En la jornada que se inicia, son cerca de treinta y cinco millones de ciudadanos quienes tienen derecho a elegir. Lejos de cualquier presión, son ellos los que con su voto deberán expresar su respaldo a nuestro sistema democrático que durante doscientos cuatro años y con sus imperfecciones innegables, sigue siendo la mejor manera de gobierno".

Luego de una campaña compleja, los colombianos saldrán a votar para elegir el próximo Presidente de la República. Si bien hay una evidente polarización, son cinco las opciones entre las cuales los electores definirán si hay una sola ronda o si debe realizarse la segunda vuelta que ordena la Constitución en caso de que ningún candidato alcance el 50% más uno de los votos.El debate ha sido particularmente áspero en los últimos dos meses, en especial entre dos de los aspirantes, el presidente Juan Manuel Santos del Partido de la U y la coalición de Unidad Nacional, y el doctor Oscar Iván Zuluaga del Centro Democrático. Sus campañas han sido agresivas entre ellas y no han faltado acusaciones y maniobras que buscan descalificar a dos personas que, sin duda, tienen grandes merecimientos para optar por el primer cargo del Estado.Al lado de ellos están tres colombianos con iguales merecimientos: la doctora Clara López que representa la izquierda encarnada en el Polo Democrático Alternativo, la doctora Martha Lucía Ramírez del Partido Conservador, y el doctor Enrique Peñalosa del Partido Verde. Ellos son conocidos por sus ejecutorias como ciudadanos y como servidores públicos, lo que los hace merecedores del favor de los votantes. La campaña ha producido una polarización a causa de escándalos y denuncias conocidas que, sin embargo, no ha impedido escuchar a todos los candidatos. Si bien el debate en el sentido estricto de la palabra ha sido escaso, no es menos cierto que los colombianos han tenido la oportunidad de conocer las propuestas de quienes aspiran a gobernar el país. Puede decirse entonces que, en un país donde son cada vez más escasas las manifestaciones multitudinarias en favor de los partidos, los medios de comunicación han cumplido su papel en la democracia.Todo está preparado entonces para que hoy se realice la primera vuelta de las elecciones que definirán el Presidente de Colombia que deberá posesionarse el próximo siete de agosto. En la jornada que se inicia, son cerca de treinta y cinco millones de ciudadanos quienes tienen derecho a elegir. Lejos de cualquier presión, son ellos los que con su voto deberán expresar su respaldo a nuestro sistema democrático que durante doscientos cuatro años y con sus imperfecciones innegables, sigue siendo la mejor manera de gobierno. Por supuesto, hay que reconocer la necesidad de renovar esa democracia. Y de fortalecerla para que pueda enfrentar los retos que la amenazan, como la corrupción, la inequidad, la crisis de la salud y de la justicia, la violencia y el inocultable debilitamiento de la política. Así mismo, para que el Estado pueda consolidar los diálogos de paz con la guerrilla, pensando ante todo en el Bien Común y en la obligación inaplazable de construir la convivencia y la seguridad que reclama la Nación.Esa obligación es en primer lugar de los colombianos, que la cumplen ejerciendo su derecho a elegir. Después le corresponde a quien resulte elegido por la mayoría de los electores, quien deberá interpretar fielmente el mandato que le otorguen las urnas a partir de hoy.

VER COMENTARIOS
Columnistas