Las ciudades del futuro

editorial: Las ciudades del futuro

Planear ciudades más pobladas comienza por tener un proyecto de expansión urbanística apropiado, con sistemas viales y de transporte que garanticen la movilidad y a la vez respeten al ciudadano, mientras se asegura el acceso a los servicios públicos básicos. Cali conoce bien las consecuencias de recibir, casi sin enterarse, una migración desbordada que dobló en tiempo récord su número de pobladores.

Las ciudades del futuro

Noviembre 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Planear ciudades más pobladas comienza por tener un proyecto de expansión urbanística apropiado, con sistemas viales y de transporte que garanticen la movilidad y a la vez respeten al ciudadano, mientras se asegura el acceso a los servicios públicos básicos. Cali conoce bien las consecuencias de recibir, casi sin enterarse, una migración desbordada que dobló en tiempo récord su número de pobladores.

Las dos terceras partes de la población mundial vivirán en las ciudades dentro de 15 años. Tener urbes preparadas para recibir a los que llegan, que les brinden buenas oportunidades, una mejor calidad de vida, espacios seguros y un medio ambiente más sano es el reto que deben enfrentar las sociedades.Generar conciencia y acciones sobre esa realidad es la razón principal para que desde ayer y cada 31 de octubre se celebre el Día Mundial de las Ciudades. Es un pretexto para pensar cómo se debe responder al crecimiento del 10% que han tenido las localidades en las últimas dos décadas, en parte por la migración del campo a las zonas urbanas en busca de mayor seguridad y un futuro mejor, así como por un mayor índice de natalidad, particularmente más alto en países en desarrollo. También es la oportunidad para que las ciudades se proyecten hacia el año 2030, cuando 5.000 millones de personas vivan en ellas. Dejar a su suerte el crecimiento urbanístico y las soluciones que demanda el tener una población mayor se traducirá en un fracaso seguro, con los efectos que esto tiene para la administración y los recursos locales, tanto como para el bienestar de la gente.Planear ciudades más pobladas comienza por tener un proyecto de expansión urbanística apropiado, con sistemas viales y de transporte que garanticen la movilidad y a la vez respeten al ciudadano, mientras se asegura el acceso a los servicios públicos básicos. Cali conoce bien las consecuencias de recibir, casi sin enterarse, una migración desbordada que dobló en tiempo récord su número de pobladores. El crecimiento local fue el resultado de invasiones descontroladas más no de la planificación. Así el Municipio lleva 30 años invirtiendo gran parte de su presupuesto y actuando para resolver las urgencias, más que las necesidades, de esa ciudad que se expandió y aún lo hace de forma desorganizada. De ahí la importancia de contar con un Plan de Ordenamiento Territorial que sea visionario, y responda en verdad a los intereses de la ciudad no a los de unos pocos. También se requieren Administraciones locales con voluntad política, decididas a gestionar y ejecutar las acciones necesarias.Un mayor número de personas también hace necesario que las ciudades garanticen un desarrollo sostenible, donde se promueva el uso de energías renovables y limpias para atender la nueva demanda, con espacios públicos más verdes, que se respeten y sean para todos. Nada de ello será efectivo si a la par no se generan oportunidades económicas y sociales, que amplíen la oferta laboral y permitan unas condiciones de vida más dignas.Las ciudades en las que hay que pensar para acoger a las 5.000 millones de personas que vivirán en ellas a la vuelta de 15 años requieren de procesos de adaptación que no son fáciles, y en algunos casos incluso se deberá empezar desde cero a reconstruirlas o construirlas. El objetivo en común es uno sólo: brindarles a sus pobladores una buena calidad de vida, lo que se logrará sobre todo con buena gestión, transparencia y manejo responsable de los recursos.

VER COMENTARIOS
Columnistas