La realidad del MÍO

La realidad del MÍO

Noviembre 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El Superintendente pudo darse cuenta que hoy el MÍO está transportando 510.000 pasajeros al mes, ya muy cerca de los 600.000 que le darán el equilibrio financiero a los operadores. En otros términos, el sistema de transporte masivo está llegando a ser la realidad para la cual fue diseñado.

Esta semana, el MÍO recibió la visita del Superintendente de Puertos y Transporte, doctor Juan Miguel Durán. Como es su obligación, el funcionario vino a conocer de primera mano el funcionamiento del sistema de transporte masivo que, contrario a lo que algunos pretenden mostrar, es el ejemplo más importante de que cuando existe voluntad y la Administración Municipal se compromete, sí es posible cumplir con los objetivos para los cuales fueron creados. El doctor Durán se habrá podido dar cuenta que en Cali está ocurriendo algo muy distinto a lo que sucede en Pereira o Bucaramanga, donde debieron intervenir las empresas promotoras; o en Cartagena, donde años después de iniciado, a duras penas se ha construido una parte de la infraestructura y la incertidumbre es total. Incluso debió ver que la decisión del Municipio de cumplir con el retiro de los buses y busetas que antes inundaban las calles de la ciudad está llevando a que se efectúen los propósitos para los cuales se creó el sistema. Por supuesto, el Superintendente debe haber encontrado las dificultades financieras y administrativas de un proyecto que fue diseñado para entrar en operación entre los años 2007 a 2009. Es decir, que tiene un atraso importante de por lo menos tres años. Pero también pudo darse cuenta que hoy el MÍO está transportando 510.000 pasajeros al mes, ya muy cerca de los 600.000 que le darán el equilibrio financiero a los operadores. En otros términos, el sistema de transporte masivo está llegando a ser la realidad para la cual fue diseñado. Fue importante también que el Superintendente supiera que Metrocali ya es autosuficiente en su funcionamiento, por lo cual no necesita de más recursos públicos. Y que aquí existe una eficaz administración, que conoce el negocio y ha hecho lo necesario para darle la orientación que reclama la empresa y para hacer que los operadores cumplan sus objetivos. Por eso, el recaudo del sistema se eleva hoy a una cifra que supera los $800 millones diarios. Pero también está claro que se requiere algún tipo de ayuda para lograr que los concesionarios puedan comprar los buses que se requieren para poder cubrir el 100% de la ciudad. Por eso, la posibilidad de apoyarlos con créditos sería fundamental. Con ello se resolvería también la discusión sobre el pago de los vehículos que deben ser comprados y chatarrizados, razón de las inconformidades que han generado disturbios en la ciudad. Con lo cual se lograría darle plena vida al sistema y llenar las expectativas que tienen los caleños. Así, y antes de pensar en la intervención que algunos pretenden con intenciones de lograr dividendos políticos, el MÍO necesita un pequeño empujón para llegar a todos los rincones de Cali y cumplir las promesas que se hicieron hace más de una década a los habitantes de la capital vallecaucana. Y el Gobierno Nacional podrá mostrar al resto de la Nación que esa idea es posible siempre que en las administraciones locales se tenga la decisión de respaldarla como una propuesta para transformar la vida de una ciudad y darle orden al tránsito y a la vida ciudadana.

VER COMENTARIOS
Columnistas