¿La nueva Unasur?

Diciembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Otros son los momentos económicos, políticos y sociales que atraviesa la región. Y todo parece indicar que, con una que otra posición que pretende mantener las presiones del principio, los mandatarios están de acuerdo en impulsar a Unasur como mecanismo para integrar a nuestra América".

Luego de su gran esplendor en las épocas del fallecido expresidente de Venezuela Hugo Chávez, la Unión de Naciones Suramericanas conocida como Unasur hace esfuerzos por encontrar un contenido que le permita ser protagonistas del futuro en nuestro subcontinente. Buscando puntos de apoyo con los cuales puede construirse una agenda común para sus integrantes, sus directivos tratan de superar el notorio sesgo ideológico y de confrontación que quiso imprimirle Chávez, acompañado de sus socios en el propósito de imponer el socialismo Siglo XXI.Unir a Suramérica es un gran propósito que debió ser logrado hace muchos años. La similitud de idiomas, culturas y razas, son elementos que debieron ser los propulsores de esa alianza. Sin embargo, por encima de ello se ha impuesto siempre la diferencia de intereses económicos y de intenciones geopolíticas. Es el caso de las alianzas económicas que desembocaron en dos grandes bloques, el que convoca a los países del suroccidente y se identifica como Mercosur, y el que en un momento dado congregó a los países andinos, llamada la Comunidad Andina de Naciones, CAN.Pese a esas diferencias, la propuesta de la unión fue acogida con buenas expectativas, llevando a la creación de Unasur, Sin embargo, pronto se hizo patente la intención de Chavez y sus correligionarios de lo que llamaron la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América, Alba, de utilizar la Unión para promover sus ideologías, enfrentar a los Estados Unidos y tratar de mostrar que se había creado un bloque contra el tantas veces nombrado “imperio yanqui”. Eso produjo la reacción interna de países encabezados por Colombia, que se opusieron a los intentos chavistas de manipular sus verdaderas intenciones.Incluso, las diferencias llevaron a paralizar a Unasur, si bien la muerte de su primer Secretario en propiedad, el expresidente argentino Néstor Kirchner, ahondó esa situación. Ahora, dos años después, los presidentes de las doce naciones del continente se reúnen en Ecuador, país que fue designado la sede permanente, para renovar su intención de crear un bloque subregional que tenga una audiencia acorde a sus capacidades y su importancia en el mundo. Por supuesto, otros son los momentos económicos, políticos y sociales que atraviesa la región. Y todo parece indicar que, con una que otra posición que pretende mantener las presiones del principio, los mandatarios están de acuerdo en impulsar a Unasur como mecanismo para integrar a nuestra América. Por lo menos así lo dieron a entender los documentos que se conocieron en la cumbre celebrada entre el jueves y el viernes anteriores. Ahora, y según el secretario de la Unión, Ernesto Samper, la propuesta debe ser creer mecanismos para una nacionalidad única que elimine las barreras a los nativos de Suramérica. Y crear un bloque en materia económica capaz de competir en mercados en los cuales se destacan la Unión Europea, la de los países con cercanías al Pacífico y los bloques de Asia. Es otro lenguaje, más sensato y con una visión más amplia, que se aproxima a las razones por las cuales nació Unasur.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad