La nueva terna

Noviembre 05, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La nueva terna

El Gobierno Nacional presentó una nueva terna para Fiscal General de la Nación, demostrando su interés por desatar el nudo que le impide su elección por la Corte Suprema de Justicia. Ojalá, el gesto haga que los Magistrados cumplan con la obligación que les fijó el artículo 249 de la Constitución Nacional.Son ya nueve las personas propuestas por los dos últimos gobiernos. Profesionales de bien, que han prestado sus nombres en el proceso que debería culminar con la elección de uno de los cargos más importantes en la estructura del Estado, encargado de dirigir la entidad crucial en la investigación y el castigo a la delincuencia en Colombia. Todos ellos han ocupado cargos de relevancia y cumplen con los requisitos fijados por la Constitución, si bien algunos no son los especialistas en derecho penal que reclaman algunos magistrados.Los primeros seis fueron calificados como idóneos por la Corte. Pese a ello debieron padecer una demora que no se compadece con la necesidad del país de tener un Fiscal en propiedad. Sus nombres fueron sometidos al desgaste de un proceso en el cual ha quedado claro que antes que razones jurídicas, en la Corte Suprema existen motivaciones políticas o dificultades de otro orden que le impiden cumplir el mandato constitucional. Ha sido un proceso polémico que no parece respetuoso con quien se ha desempeñado como encargado durante 15 meses. Y ha desnudado las divisiones en el Alto Tribunal, las mismas que han mantenido en larga interinidad a su Presidente e impedido elegir a un integrante de la Sala Laboral. Aunque el doctor Guillermo Mendoza ha ejercido su encargo con dignidad y decoro, no sobra recordar que el país necesita un Fiscal en propiedad, de la misma manera que un Presidente en propiedad de la Corte Suprema. El presidente Juan Manuel Santos cambió la terna para destrabar la elección de Fiscal, en un gesto que debería servir para recuperar la colaboración armónica de los poderes públicos. Con ello se evita que la confusa actitud adoptada por algunos magistrados frente a la última terna propuesta por el entonces presidente Álvaro Uribe siga impidiendo la decisión. No obstante, parece difícil que los 18 Magistrados que hoy conforman la Sala Plena ante la existencia de tres vacantes, logren reunir los 16 votos con los cuales se cumplirá el mandato de la Carta Magna. Si los miembros de la Corte Suprema de Justicia lograran construir el consenso que se requiere para realizar una elección que más que una prerrogativa es un deber con la Nación, la Fiscalía volvería a tener un director que le permita recuperar el tiempo perdido en medio de la crisis causada por las tutelas que afectaron su estructura. Con ello acabarán la incertidumbre que ha vivido la Nación en los últimos 15 meses, aunque siempre quedará la sensación de que algunos de quienes se constituyeron en obstáculo han tratado siempre de imponer el gobierno de los jueces por encima de la Constitución.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad