La misión del nuevo Fiscal

Julio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Para la Fiscalía debe empezar una nueva etapa que deje atrás la confusión y le devuelva al país la confianza que ha perdido en una de las instituciones más importantes para la buena marcha del Estado de Derecho".

Cuatro meses después de lo esperado, la Corte Suprema de Justicia eligió al nuevo Fiscal General de la Nación. Para el organismo investigador debe empezar una nueva etapa que deje atrás la confusión y le devuelva al país la confianza que ha perdido en una de las instituciones más importantes para la buena marcha del Estado de Derecho.El escogido para los próximos cuatro años es el doctor Néstor Humberto Martínez, abogado de amplia y respetable trayectoria en el ejercicio de su profesión y conocedor de la política como protagonista de varios gobiernos nacionales. En él, como en los otros dos integrantes de la terna propuesta por el presidente Juan Manuel Santos, se puede tener confianza en su idoneidad, pese a no ser un especialista en el Derecho Penal.Modificó entonces la Corte los requisitos que se fijó hace seis años, cuando no quiso nombrar al sucesor de entonces, con lo cual ratificó las sospechas sobre el carácter político de su decisión en aquel entonces. Ahora, su elección deberá recibir por lo menos la expectativa de que fue tomada por encima de esas consideraciones y pensando en la necesidad de mejorar la Justicia, el servicio público más importante para la paz y la concordia de la Nación.Para infortunio de Colombia, no ha sido así en los períodos inmediatamente anteriores. Por lo menos en el último, donde actuaciones sesgadas y que en muchas ocasiones sobrepasaron el estricto marco de la jurisdicción, así como la presencia de conductas polémicas en la administración del organismo, lo tienen en la picota pública. Hoy, y según la encuesta de Invamer Gallup, la Fiscalía sólo la aprueban el 33% de los encuestados, después de la Justicia, el Congreso y la misma Corte Suprema.La decisión tomada por 17 de los 22 Magistrados que conforman la Sala Plena es pues el punto de partida para que el nuevo Fiscal empiece la tarea más importante de todas: la de devolver a la Fiscalía al papel que le corresponde como entidad creada para investigar y aportar las pruebas que se requieren para que exista una justicia rápida y cumplida. Y para evitar las desviaciones que la llevaron a hacer demostraciones de poder político que desvirtuaron su esencia, mientras se negaban a responder por contrataciones, conceptos y demoras en el cumplimiento de sus obligaciones que aún aguardan respuestas. Ni más ni menos. Lo que se espera es que se recupere la credibilidad y la confianza en la Fiscalía. Que se hagan los cambios que sean necesarios para desempeñar ese papel fijado por la Constitución; que se reforme el sistema acusatorio para evitar su colapso; que se le inyecten los recursos que sean necesarios para que cumpla con sus funciones. Pero que no se siga usando como tribuna para crear desconcierto con actuaciones alejadas de sus verdaderos objetivos.El doctor Néstor Humberto Martínez cuenta con la experiencia y el conocimiento necesarios para cumplir esa misión. Es de esperar que al término de su período la Nación pueda decir que la Fiscalía recuperó su senda como uno de los pilares fundamentales de la justicia en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas