La matanza continua

Mayo 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Incursionar en ciudades y pueblos con armamento pesado, disparando a diestra y siniestra contra civiles desarmados y sus bienes, en una orgía de terror oficial que ya lleva varios meses, ha sido un comportamiento usual de las Fuerzas Armadas sirias en este conflicto entre el Gobierno del presidente al Assad y las fuerzas de oposición que se han hecho eco de los llamamientos de la ‘Primavera Árabe’.

De acuerdo con informe del jefe de la misión de observadores de la ONU, general Robert Dood, 92 personas fueron asesinadas en la villa de Hula, cerca del bastión rebelde la ciudad de Homs. De ellas, 32 eran niños.Esto ha sucedido seis semanas después de ser declarada una tregua entre el Gobierno y la oposición, supervisada por las Naciones Unidas. Y aunque el conflicto ha seguido, con innumerables enfrentamientos violentos, la matanza de los aldeanos de Hula es el hecho más grave en el marco de esta ‘tregua de papel’.El Gobierno de Siria ha negado su responsabilidad en una conferencia de prensa en Damasco. Insistió en las declaraciones reiteradas en otras oportunidades, según las cuales fue causada por un ataque terrorista, y afirmó que “las Naciones Unidas y otros gobiernos parecen precipitados a aceptar las versiones de la oposición”.Pero el modus operandi los condena. Incursionar en ciudades y pueblos con armamento pesado, disparando a diestra y siniestra contra civiles desarmados y sus bienes, en una orgía de terror oficial que ya lleva varios meses, ha sido un comportamiento usual de las Fuerzas Armadas sirias en este conflicto entre el Gobierno del presidente al Assad y las fuerzas de oposición que se han hecho eco de los llamamientos de la ‘Primavera Árabe’. Y aquello ha sucedido ante los ojos del mundo, sin que una acción contundente similar a la sucedida en Libia haya podido tomarse de parte de las naciones occidentales.Estados Unidos ha reaccionado con decisión. “Aquellos que perpetraron esta atrocidad deben ser identificados y hacer que respondan. Y Estados Unidos trabajará con la comunidad internacional para intensificar nuestra presión sobre al Asad y sus amigotes, cuyo gobierno a través del asesinato y el miedo debe llegar a su fin”, dijo por su parte la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.Y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, reunido de emergencia en la noche del sábado pasado, condenó al Gobierno sirio por la masacre, exigiéndole que deje de utilizar armas pesadas en zonas populosas luego de que los observadores en el terreno encontraran proyectiles de tanques de artillería en la zona del ataque.Esta condena significa que aún Rusia, aliada del régimen sirio y que ha bloqueado los intentos de condena al Gobierno de ese país, debió ceder ante la contundencia de la evidencia presentada por el Jefe de la misión de observadores. Incluso la Liga Árabe se sumó a la condena, con lo que comienza a quedar en evidencia que la oposición tenía la razón cuando clamaba por ayuda internacional para detener a una dictadura ‘criminal’.Para Ban Ki Moon, secretario general de las Naciones Unidas, el Gobierno sirio continúa perpetrando “violaciones masivas de los derechos humanos”, entre ellas “detenciones arbitrarias, tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones masivas de activistas, opositores y desertores”. Está claro que Siria vive en medio de una guerra civil y que su pueblo está siendo aniquilado. ¿Qué espera el mundo para detener la matanza continua de seres humanos allí?

VER COMENTARIOS
Columnistas