La guerra anunciada

La guerra anunciada

Octubre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La república islámica asegura que si ve riesgo inminente de acción militar reaccionará y el mundo se encontrará al borde de una catástrofe. Irán ha amenazado a Israel también con un ataque militar “preventivo” de llegar a estar seguro que el Estado judío está listo para embestirles; y advirtió que cualquier acción israelí desataría la Tercera Guerra Mundial.

En dramática intervención ante la asamblea general de las Naciones Unidas, el premier israelí, Benjamín Netanyahu, señaló que “ya no existían más plazos” para detener a Irán en su propósito de construir una bomba nuclear. Portando un diagrama simplificado, Netanyahu planteó que no se podía esperar a que Irán construyera el artefacto para entonces actuar, pues ya sería tarde, y pidió que se trazara “una línea roja”, más allá de la cual Irán no podría avanzar. De hecho, miembros del Gobierno israelí han abierto la posibilidad de una “guerra preventiva” para impedir que el Gobierno iraní traspase esa línea roja. Aunque en otros términos, el Presidente de los Estados Unidos comprometió a su nación con la seguridad de Israel y señaló que haría “todo lo que estuviera a su alcance” para evitar que Irán construya una bomba nuclear. Por su parte, la república islámica asegura que si ve riesgo inminente de acción militar reaccionará y el mundo se encontrará al borde de una catástrofe. Irán ha amenazado a Israel también con un ataque militar “preventivo” de llegar a estar seguro que el Estado judío está listo para embestirles; y advirtió que cualquier acción israelí desataría la Tercera Guerra Mundial. Por su parte, el Presidente de Irán acusó a las potencias occidentales de ejercer una “intimidación” nuclear. “Se ha vuelto prevalente la carrera armamentista y la intimidación a través de armas nucleares o de destrucción masiva por los poderes hegemónicos”, dijo Ahmadinejad en su último discurso ante la ONU, siguiendo su costumbre de mostrarse como víctima de la injusticia y sin reconocer su responsabilidad. Previamente se había referido a Israel como un Estado que “eventualmente desaparecerá”.Se debe recordar que Irán ha contado con el apoyo de Rusia y China. Y que el presidente ruso, Dimitri Medvedev, advirtió en el pasado que una arremetida israelí contra Irán podría desencadenar un conflicto nuclear, una “catástrofe global”. El ataque sería “el peor escenario posible” para Oriente Próximo, porque “todos están tan cerca que nadie saldría indemne”. “Si tiene lugar un conflicto de este tipo, se puede esperar cualquier cosa, incluido el uso de armas nucleares. Y una agresión nuclear en Oriente Próximo significa una catástrofe global. Muchas muertes”, dijo Medvedev en entrevista a la cadena ABC News.Mientras tanto, Estados Unidos se encuentra maniatado por el desarrollo de la campaña electoral. Las posibilidades de una nueva guerra, luego de las fallidas de Irak y Afganistán, no son bien recibidas entre la ciudadanía, por lo que tanto Obama como Romney no se han atrevido a fijar una postura que vaya más allá de la reseñada posición oficial.Y, mientras pasa el tiempo, los fanáticos que gobiernan Irán se aproximan cada vez más a la línea roja de la que habló Netanyahu. Después de noviembre, luego de la elección estadounidense, se sabrá qué tanto hay de bravata y qué tanto de realidad en esta febril cadena de amenazas terribles. Entonces se sabrá con certeza si el mundo está al borde de una guerra en el epicentro de la producción de petróleo, cuyas proporciones serán impredecibles.

VER COMENTARIOS
Columnistas