La guerra a ciegas

La guerra a ciegas

Septiembre 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

¿Qué es Al Shabab? Según se conoce, es una organización musulmana asentada en el sur y el centro de Somalia, socia de Al Qaeda desde febrero de 2012 y especialista en usar los medios electrónicos para atraer adictos desde todo el mundo.

El ataque a un centro comercial en Nairobi, capital de Kenya, es una nueva notificación del terrorismo internacional sobre sus intenciones de imponer sus condiciones. Y demuestra la debilidad en que se encuentran gran parte de los países del África que ahora sufren el embate del fundamentalismo, aprovechando su debilidad y las eternas guerras intestinas que heredaron.Cuatro días duró el ataque al centro Comercial Westgate. De pronto, un grupo indeterminado de personas armadas hasta los dientes irrumpieron en el complejo a sangre y fuego. Sobrevivientes del hecho dijeron que desde un principio, su objetivo era matar. Nada los detuvo, siendo necesaria la intervención urgente y atropellada de soldados provenientes de Israel y miembros del ejército de los Estados Unidos para tratar de detener el baño de sangre.El resultado es desolador. Mientras el presidente de Kenia, Uhuro Kenyatta, reconoce la muerte de 72 personas, la Cruz Roja afirma que todavía quedan 61 desaparecidas. Y los perpetradores de la masacre, el grupo Al Shabab, proclamó como un triunfo el asesinato de 137 seres humanos y la destrucción total del centro. Es decir, el caos que buscaban para llamar la atención tuvo éxito al ser difundido minuto a minuto por las redes sociales.¿Qué es Al Shabab? Según se conoce, es una organización musulmana asentada en el sur y el centro de Somalia, socia de Al Qaeda desde febrero de 2012 y especialista en usar los medios electrónicos para atraer adictos desde todo el mundo. Por eso se habla que de ella hacen parte doce jóvenes con pasaportes estadounidenses y una inglesa, Samantha Lewthwaite, viuda de un terrorista que se inmoló en un vagón del metro de Londres causando decenas de muertos. Y se teme que varios integrantes hayan regresado a Europa y a los Estados Unidos, con el objetivo de producir ataques terroristas.De acuerdo con los comunicados de Al Shabab, que en español significa La Juventud, el ataque es una retaliación a los que realizó Kenya en octubre de 2011 en el sur de Somalia para perseguir al grupo que secuestraba a sus nacionales y asesinaba a discreción, aprovechando la anarquía existente en el país vecino desde 1991 y el dominio que habían logrado imponer los fundamentalistas. Un dominio tan profundo, que ha convertido a Somalia en laboratorio donde entrenan y capacitan en terrorismo a los jóvenes que logran convencer, alimentando las siniestras redes de Al Qaeda.Eso explica la preocupación de los Estados Unidos, que ahora debe estrechar sus vínculos con el presidente Uhuro Kenyatta, quien es investigado por la Corte Penal Internacional que lo acusa de crímenes de lesa humanidad. Es un nuevo frente que se abre en la guerra incierta para tratar de detener la amenaza del terrorismo que hace metástasis en los países africanos como antes lo hizo en Afganistán o en Yemen. Y que termina por producir ataques como los que han padecido los Estados Unidos, Inglaterra o España en las dos últimas décadas. Una guerra a ciegas, puesto que el enemigo es desconocido y cada vez es más difícil anticiparse a sus mortíferos ataques.

VER COMENTARIOS
Columnistas