La esperanza de la Tierra

La esperanza de la Tierra

Abril 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"En la ratificación del Acuerdo de París, está la esperanza de asegurarles un futuro a La Tierra y a la humanidad".

La ceremonia con la cual se abrió ayer el proceso para firmar el Acuerdo de París sobre Cambio Climático fue más que un evento simbólico. Haber congregado a representantes de 175 naciones hace pensar que esta vez el mundo sí se comprometerá con las acciones para detener el deterioro causado al Planeta.Sin caer en el exceso de optimismo por lo que apenas significa otro paso para lograr que el Acuerdo entre en vigencia, lo cierto es que por primera vez un convenio relacionado con el medio ambiente logra una convocatoria de tal tamaño. Aún más importante que el número de países firmantes del pacto lo es el hecho de que naciones que provocan mayor contaminación por gases de efecto invernadero, como China y Estados Unidos que generan juntas el 40% del total de emisiones de dióxido de carbono, se hayan hecho presentes.El mensaje que deja la asistencia del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y del vice primer ministro chino, Zhang Gaoli, cuyos gobiernos se negaron a ratificar el Protocolo de Kyoto, antecesor del actual Acuerdo, es positivo. Como lo es que 60 presidentes y primeros ministros, incluido el Mandatario de Colombia, hayan acudido personalmente a firmar el pacto logrado durante la Conferencia de París, en diciembre del 2015, luego de años de discusiones.En medio de los aplausos que aún resuenan en la sede de Naciones Unidas, vale recordar que la apertura del proceso de firmas, que se extenderá hasta abril del 2017, es apenas el segundo paso para hacer realidad el Acuerdo. Si se quiere concretar la disminución de la emisión de gases contaminantes que causa el calentamiento, e impedir que la temperatura suba más de 2 grados centígrados antes de finalizar el presente siglo, hace falta la ratificación por parte de cada Estado.Es ahí donde puede estar la demorada. Ahora son los gobiernos los responsables de adelantar el respectivo proceso, ya sea a través de un decreto o de un trámite parlamentario que autorice al país a adelantar las acciones que le permitan cumplir el pacto. Sólo cuando 55 países, que en conjunto representen el 55% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero hayan ratificado su firma, el Acuerdo de París entrará en vigencia. Entonces la carrera es contra el tiempo porque ello debe suceder antes del 2020, año que se tiene como límite para que las naciones comiencen su transformación definitiva en asuntos como la ‘descarbonización’ de las industrias, la generación de energías limpias y en general la sostenibilidad que se necesita para obtener los resultados propuestos. Anticiparse dos o tres años a esa fecha máxima, significará una ganancia para el Planeta y para su salud ambiental.El asunto no es de poca monta, ni se limita a salvar los recursos naturales o proteger el medio ambiente. Todo se convierte en un círculo que abarca, entre otros, el desarrollo económico mundial, el bienestar de la población, la equidad social y hasta la paz global. En resumen, ahí, en la ratificación del Acuerdo de París, está la esperanza de asegurarles un futuro a La Tierra y a la humanidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas