La carrera republicana

Enero 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Desde luego, esta febril actividad, que por ahora se centra en los republicanos favoritos, también puede ser tan feroz entre ellos que, al final, el nominado habrá sido tan vapuleado por sus rivales, que se presentará a la elección crucial con todos sus flancos débiles expuestos.

Con el caucus republicano (asambleas vecinales) de Iowa, arrancó formalmente la carrera electoral por la Presidencia de Estados Unidos, que se resolverá el próximo 6 de noviembre de 2012.Esto significa que durante todo el año, de un Estado a otro de la Unión, Obama y su gobierno estarán en el escrutinio de la opinión pública, en el marco de los debates propuestos por los candidatos republicanos. Y no de cualquier manera: por ejemplo, para las primarias de New Hampshire este martes la formidable maquinaria de campaña de Mitt Romney no deja nada al azar, en un Estado en donde más de la mitad de los electores se dicen aún indecisos: hasta hoy habrá hecho 150.000 llamadas telefónicas y movilizado 1.000 voluntarios para tocar unas 10.000 puertas. Además, unos 25.000 carteles ‘Mitt Romney’ fueron colocados en todos los rincones de los jardines.Desde luego, esta febril actividad, que por ahora se centra en los republicanos favoritos, también puede ser tan feroz entre ellos que, al final, el nominado habrá sido tan vapuleado por sus rivales, que se presentará a la elección crucial con todos sus flancos débiles expuestos. Otro ejemplo: el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, que araña el 8% de las intenciones de voto, intentará ganar terreno gracias a una campaña televisiva de al menos US$3,4 millones contra Romney, en la que lo acusará de ‘ladrón de empresas’, cuando el 21 de enero se celebre la tercera elección republicana en Carolina del Sur.Por ahora, con tan sólo los resultados del caucus de Iowa, la delantera la lleva el exgobernador de Massachusets Mitt Romney, un republicano moderado que ha apoyado varias iniciativas de Barack Obama, por lo que no es bien visto por el ala más conservadora del Partido.Como economista, y empresario exitoso, Romney ha centrado su crítica al gobierno señalando que “no comprende cómo funciona la economía”, para lo cual se apoya en las sin duda reales dificultades de la economía estadounidense.Pero al exitoso Romney le surgió un fuerte rival conservador, que por poco lo derrota en Iowa, el senador y comentarista televisivo Rick Santorum, un católico ferviente, que se conecta más con los activistas del ‘Tea party’. Santorum ha apuntado su campaña a los ataques a Romney, criticándole su centrismo y su falta de decisión en temas sensibles como los derechos de los homosexuales.Pero también cuentan personalidades como el representante texano Ron Paul. El decano de las elecciones, médico de 76 años y conocido por ser tan cortés como radical, despierta un verdadero entusiasmo, sobre todo entre los jóvenes, que estiman que es el único que “dice la verdad”.Sus seguidores aprecian su programa que busca poner de relieve la Constitución y las libertades, abolir la Reserva Federal (banco central) y varias secretarías, así como evitar toda intervención militar estadounidense en el extranjero. Una propuesta audaz que toca fibras sensibles entre la opinión norteamericana.Pero aún todo está por verse, y hacia mitad de año tal vez se sepa contra que personalidad y programa se enfrentará el actual Presidente, Barack Obama.

VER COMENTARIOS
Columnistas