Jugar limpio

Jugar limpio

Noviembre 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Para ello se requiere el aporte de la empresa privada, con su compromiso de cumplir los principios que para el efecto fijó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico: 1. Emitir y exigir facturas en todas sus transacciones 2. Cumplir oportunamente con sus responsabilidades tributarias 3. Cumplir la ley laboral 4. Respetar al consumidor 5. Competir sanamente 6. Rechazar la piratería y otras formas de comercio ilegal 7. No permitir corrupción 8. Colaborar con las autoridades 9. Ser transparente y 10. Ser social y ambientalmente responsable"

Dentro de las estrategias que necesita un país para ser competitivo y recuperar su convivencia, el respeto a las normas y el compromiso ciudadano en el cumplimiento de sus obligaciones sin que medie la represión y la sanción están siempre en primer lugar. Por eso, jugar limpio es tanto una necesidad social como el principio que asegura el progreso en paz de todos los miembros de la comunidad.Sin duda, y aunque en Colombia estamos muy lejos de lograrlo, el Estado tiene que garantizar la existencia y la eficiencia de un órgano de justicia capaz de resolver los conflictos entre los miembros de la comunidad. Sin embargo las cosas serían más fáciles si esos conflictos se pudieran evitar. Y eso podría lograrse si ellos cumplieran las normas, o si se avinieran a las formas contempladas a la ley para resolverlos. Con lo cual se podría evitar también la desconfianza tan común hoy en nuestro país.De la misma manera se podrían evitar los conflictos entre los ciudadanos y el Estado si los primeros cumpliera con obligaciones tan elementales como pagar los impuestos y evitar la evasión de los mismos. O si los funcionarios públicos se comprometieran en el respeto de las normas que rigen sus cargos. En ambos casos se estaría dando un ejemplo que, sin duda, encontraría seguidores y promotores en todas las esferas públicas y en las actividades particulares.Pues eso es lo que busca el programa “ Yo le juego limpio a Colombia”, liderado a nivel nacional por la Alta Consejería para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, e impulsada en Cali por la Alcaldía de Cali. Se trata si se quiere de una utopía: “promover la legalidad y la autorregulación de las entidades públicas y privadas en el marco de la internacionalización de la economía”. Es decir, aceptando los problemas que tiene Colombia y comprometiéndose a combatirlos desde todos los ángulos de la actividad social, para lograr el reconocimiento que busca nuestro país en el contexto internacional.Para ello se requiere el aporte de la empresa privada, con su compromiso de cumplir los principios que para el efecto fijó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico: 1. Emitir y exigir facturas en todas sus transacciones 2. Cumplir oportunamente con sus responsabilidades tributarias 3. Cumplir la ley laboral 4. Respetar al consumidor 5. Competir sanamente 6. Rechazar la piratería y otras formas de comercio ilegal 7. No permitir corrupción 8. Colaborar con las autoridades 9. Ser transparente y 10. Ser social y ambientalmente responsable.Con tales principios, que serán presentados mañana en Cali, Colombia podrá tener mejores herramientas para combatir la ilegalidad, uno de los problemas más graves de su sociedad y causa de innumerables conflictos a nivel internacional, originados en la piratería y el desconocimiento de los derechos de autor. Pero, más allá de ese problema puntual, está el deber de respetar nuestras propias obligaciones y los derechos de los demás colombianos. Con seguridad, nosotros podemos y sólo falta asumir el propósito de hacer del nuestro un país que juega limpio.

VER COMENTARIOS
Columnistas