¿Ira religiosa o terror?

Septiembre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El asesinato de un diplomático estadounidense agrava el hecho, y la coincidencia de fechas con el aniversario del 11 de septiembre de 2001 hace pensar que hay algo más que una protesta religiosa".

El pasado martes, radicales islámicos atacaron el consulado de los Estados Unidos en la ciudad libia de Bengasi y se cobraron la vida de cuatro personas, entre ellas el embajador de ese país, Cristopher Stephens.El atentado ocurrió en el marco de una serie de protestas en diferentes lugares del mundo islámico por la difusión de un video que toma apartes de una película en la que, según los islamistas, se denigra de su religión, de su profeta y del mundo árabe. ‘La inocencia de los musulmanes’ se llama el film y, según informa el diario estadounidense The New York Times, un trozo colocado en el sitio YouTube muestra a fuerzas de seguridad egipcias mientras atestiguan la quema de hogares cristianos a manos de musulmanes. Las escenas incluyen caricaturas ofensivas del profeta Mahoma y un actor que lo personifica, lo cual está prohibido por muchas interpretaciones del Islam.Este tipo de hechos ya habían sucedido en el pasado, cuando el británico Salman Rushdie publicó el libro ‘Los versos satánicos’, por lo que fue condenado a muerte por los ayatollahs iraníes. Lo mismo aconteció cuando un diario danés publicó una serie de caricaturas sobre Mahoma que los mahometanos consideraron ofensivas.El asesinato de un diplomático estadounidense agrava el hecho, y la coincidencia de fechas con el aniversario del 11 de septiembre de 2001 hace pensar que hay algo más que una protesta religiosa. Algunos analistas piensan que se trata sobre todo de un hecho político, aprovechando el malestar de los fieles mahometanos con una película que es sin duda una ofensa intolerable entre la comunidad islámica.La secretaria de Estado Hillary Clinton aseguró que su país “deplora cualquier esfuerzo intencional de denigrar las creencias religiosas de otros. Nuestro compromiso con la tolerancia religiosa data de los comienzos de nuestra nación” e hizo hincapié en que “nunca hay justificación alguna para actos de violencia de este tipo”. Pero frente al crimen, el presidente Obama calificó el ataque de “indignante y horrible”, y señaló que “trabajaremos con el Gobierno libio para poner ante la Justicia a los asesinos que atacaron a nuestros diplomáticos”. “Que no haya lugar a dudas, se hará justicia”. Clinton, a su vez, aseguró que el ataque fue obra de “un grupo pequeño y despiadado que no representa ni al pueblo ni al Gobierno de Libia”.Las sospechas se dirigen hacia milicianos de Al Qaeda, que aprovecharon la confusión generada por las protestas para actuar. La utilización de granadas impulsadas por cohetes para atacar la sede del consulado indica que no se trató de simples ciudadanos molestos por lo que consideran una ofensa contra su fe, sino de un grupo organizado que cuenta con conocimiento en el manejo de armas y experiencia militar.Mientras tanto, la protesta contra el video deja un reguero de violencia en Yemen, del Cairo hasta Marruecos, generando una ambiente entre confuso y violento que revive el eterno enfrentamiento entre Occidente y el Islam, telón de fondo que se usa con frecuencia para tratar de justificar el terrorismo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad