Inversión verde

Inversión verde

Noviembre 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Para enfrentar el cambio climático hace falta más que buena voluntad o proyectos para minimizar sus efectos. Las soluciones demandan grandes recursos económicos, sin los cuales toda acción que se emprenda se quedará como un propósito loable pero difícil de cumplir".

Para enfrentar el cambio climático hace falta más que buena voluntad o proyectos para minimizar sus efectos. Las soluciones demandan grandes recursos económicos, sin los cuales toda acción que se emprenda se quedará como un propósito loable pero difícil de cumplir.Por tal razón hace seis años, en la Cumbre Climática de Copenhague, se propuso crear un Fondo Verde para recaudar el dinero que financiaría los esfuerzos, en especial de naciones en desarrollo y con más riquezas ambientales para proteger. Hace tres años se concretó la idea y ya la entidad cuenta con US$10.300 millones de los US$100.000 millones que deberá conseguir antes del 2020. En ese Fondo, Colombia tiene una oportunidad para atender el deterioro de sus recursos naturales y proyectar un futuro más responsable y amigable con ellos.Sin ayudas económicas como las que puedan facilitarle el Fondo Verde, otras organizaciones internacionales o el sector privado, el país tendrá dificultad para hacer realidad la meta de reducir en 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 15 años, como lo ha prometido en vísperas de la Cumbre de París. Ahora, para acceder a los recursos necesita concretar las políticas públicas así como planificar los planes para mitigar y adaptarse al cambio climático.Como lo planteó Zaheer Fakir, codirector de este Fondo Climático durante su visita al país, Colombia debe fortalecer sus capacidades gubernamentales así como las instituciones públicas relacionadas para aplicar con mayor certeza a la adjudicación de recursos de la entidad. Pero más allá de esto, es necesario que se conciban proyectos factibles de realizar que velen por la protección o recuperación de los recursos ambientales nacionales y se centren en un desarrollo sostenible que beneficie con efectividad a la población.En ese propósito jugarán un papel importante municipios y departamentos, la base sobre la cual debe edificarse un mejor futuro ambiental para la Nación. Por ello es indispensable que las estrategias para enfrentar el cambio climático hagan parte integral de los planes de desarrollo y de ordenamiento territorial, que se adelanten esfuerzos para que el crecimiento urbano sea ordenado y responsable con la naturaleza o que, por ejemplo, se trabaje sobre el propósito de sustitución hacia energías limpias.Empezar por acciones concretas como tener sistemas de alerta temprana para desastres naturales, que no existen en el 85% de los municipios, sería un paso definitivo. Como lo es empoderar al Departamento de Planeación Nacional, la autoridad designada por el Gobierno ante el Fondo Verde del Clima, a Findeter, Bancoldex y el Fondo Acción, que harán los trámites antes el organismo, para brindar el apoyo y aportar su experiencia a las ciudades y regiones.La inversión verde es un buen negocio para Colombia, para la protección de sus recursos ambientales, la mitigación de los efectos del cambio climático y en especial para su población, que se merece un futuro en el que se desvanezcan los fantasmas del calentamiento global y del deterioro al que se ha llevado al Planeta.

VER COMENTARIOS
Columnistas