Incertidumbre en el Valle

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...los desórdenes que se produjeron en varios municipios vallecaucanos y los reclamos por los resultados en la Gobernación del Departamento dan a entender que la labor del ente encargado de garantizar la transparencia de las elecciones deja muchos interrogantes".

Veinticuatro días después de las elecciones, y a pesar de la declaración de la comisión escrutadora sobre el triunfo del candidato Héctor Fabio Useche, la suerte sobre quién será el Gobernador del Valle para el período que se inicia el próximo 1 de enero sigue comprometida en discusiones y debates jurídicos que dejan en la incertidumbre la decisión final. Tiempo suficiente para pedirles a las autoridades electorales que despejen las inquietudes permitiendo la revisión voto a voto, con lo cual se acabarán las dudas.Son muchos días de incertidumbre, pese a que la Registraduría Nacional del Estado Civil aseguró que los cambios asumidos en el manejo de las elecciones le permitirían conocer los ganadores en breve lapso. Ahora, los desórdenes que se produjeron en varios municipios vallecaucanos y los reclamos por los resultados en la Gobernación del Departamento dan a entender que la labor del ente encargado de garantizar la transparencia de las elecciones deja muchos interrogantes.Y no es un asunto de desconocer los derechos que asisten al señor Useche ni a ninguno de los aspirantes que inscribieron sus nombres en la justa electoral del pasado 30 de octubre. Es precisamente la necesidad de terminar con una polémica encendida por la propia Registraduría desde que al inicio de la campaña denunció la existencia de intentos de fraude y de toda suerte de maniobras para desviar la voluntad popular. Luego aprovechó la polémica alrededor de las firmas en Cali para cambiar 19 registradores en los municipios del Departamento. Entonces se desató una guerra de sospechas que aún hoy, cuando se conoce la declaratoria de los jueces escrutadores, no termina. En el mismo acto de reconocimiento se produjo un hecho sorprendente e inusitado, cuando los delegados leían su declaración mientras llegaba un documento en el cual el Consejo Nacional Electoral ordenaba la suspensión del proceso mientras se revisaban los escrutinios en cuatro municipios. Fue un bochornoso enfrentamiento entre organismos del poder electoral que ha desencadenado protestas y la amenaza de demandas que consideran tal actuación como una violación a los derechos del candidato Jorge Homero Giraldo.El caso no es tan sencillo, si se tiene en cuenta que la diferencia entre el señor Useche y el candidato Giraldo es apenas de 4.427 sufragios en una votación donde se consignaron más de un millón de votos. Ante eso, el Valle necesita que los encargados de garantizar los resultados le den una respuesta rápida y oportuna, en vez de dar pie a un pleito jurídico de consecuencias graves para el Departamento. Es decir, que se haga un conteo de los votos como bien pueden ordenarlo para terminar de una vez con todas con la incertidumbre que rodea el proceso electoral.Esa es la salida más sensata a la disputa generada por las dudas que produce la confusa actuación de la Comisión Escrutadora y del Consejo Nacional Electoral. Con ello se logrará despejar las inquietudes. Por encima de los enfrentamientos partidistas propios de una elección, el Valle reclama que la elección de su Gobernador esté por encima de cualquier sospecha.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad