Impulso para el Pacífico

Impulso para el Pacífico

Abril 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El Valle está en proceso de recuperación luego de años aciagos en los confluyeron la crisis económica, el caos administrativo y financiero al que lo arrastraron gobiernos nefastos y la pérdida de confianza hacia la región. Ahora es tarea de todos ayudarle a recuperar su liderazgo y que sea de nuevo el motor de impulso para el Pacífico colombiano".

El Valle está en proceso de recuperación luego de años aciagos en los confluyeron la crisis económica, el caos administrativo y financiero al que lo arrastraron gobiernos nefastos y la pérdida de confianza hacia la región. Ahora es tarea de todos ayudarle a recuperar su liderazgo y que sea de nuevo el motor de impulso para el Pacífico colombiano.Del potencial que ha caracterizado al Departamento da fe su historia, en especial la del último siglo. Desde la región se le dio impulso al crecimiento industrial y comercial del país, fue pionera en infraestructura vial y de servicios, y ha sido ejemplo en diversos sentidos para la Nación. Al frente de cada logro ha habido vallecaucanos capaces, comprometidos y orgullosos de su terruño, que han sabido entender las dificultades y han actuado para superar los avatares que se les han presentado en el camino.Recuperar esa confianza en sus capacidades y en su potencial es la primera tarea para devolverle el prestigio al Departamento. Un paso indispensable para hacerlo atractivo de nuevo para la inversión, construir a partir de ahí la gran región del Pacífico que tanto necesita Colombia y que su voz se tenga en cuenta y posea la fuerza necesaria para llegarle al Gobierno Central y a todo aquel que esté interesado en este Valle de oportunidades.Por eso son importantes iniciativas como la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico, entidad que cuenta con participación de los sectores público y privado, y que decide retomar la función emprendida hace cinco décadas con el fin de impulsar al Departamento. Su labor, que se hará de manera coordinada con otras entidades que trabajan por el progreso del Valle, incluida su Gobernación, será identificar las necesidades actuales, estructurar programas estratégicos y gestionar la llegada de los recursos que se requieren.La materia prima para hacer el trabajo está a la vista: la recuperación que comienzan a presentar sus finanzas; la llegada nuevamente de inversiones a la industria y el comercio; el compromiso de terminar, al fin, la infraestructura vial que se requiere para agilizar la movilización hacia el puerto de Buenaventura y un clima de mayor confianza. Apuntalar aún más esas fortalezas es tan necesario como darles solución a los problemas, muchos aún, que afectan al Departamento. Sin desconocer los esfuerzos que hacen las autoridades, aún hay que mejorar el clima de seguridad en el Valle y dar prioridad a asuntos como la crisis del sector de la salud. También es indispensable que se cumplan compromisos como el de rescatar a Buenaventura de las garras de los males que la han agobiado por décadas, siendo el más letal de todos la indiferencia hacia sus problemas sociales y la falta de oportunidades para su población. Lo otro es traspasar las barreras que a veces se levantan desde el centralismo, que impiden desarrollar o agilizar iniciativas en la provincia.Como lo dijo el Director de la renovada Fundación, “todos debemos echarle el hombro a la región” y actuar de manera coordinada para que se definan las prioridades, se concreten los proyectos y se les dé al Valle y al Pacífico el impulso necesario para alcanzar el desarrollo económico y social que demanda su población.

VER COMENTARIOS
Columnistas