Hora de adaptarse

Hora de adaptarse

Abril 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Al mundo ya no le basta con detener las causas de los estragos a los que se ha sometido al Planeta, ahora debe asumir las consecuencias que tienen en la vida cotidiana y buscar alternativas para afrontar la nueva realidad de esta casa en la que habita la humanidad".

Escasez de alimentos, desplazamientos de la población, enfermedades raras, conflictos sociales, guerras civiles… Los efectos del cambio climático ya no se miden sólo por los daños que provocan al medio ambiente. Sus consecuencias económicas y sociales son cuantificables y demandan decisiones que eviten el colapso de muchas comunidades. Las conclusiones del informe sobre Cambio Climático presentado esta semana en Japón, en el que participaron 2.235 expertos y revisores de 70 países, se resumen en una idea: es hora de adaptarse. Al mundo ya no le basta con detener las causas de los estragos a los que se ha sometido al Planeta, ahora debe asumir las consecuencias que tienen en la vida cotidiana y buscar alternativas para afrontar la nueva realidad de esta casa en la que habita la humanidad.La preocupación sobre cómo el deterioro ambiental afecta la vida diaria de la gente nace de hechos concretos. Por ejemplo de ver cómo el aumento de 1,3 metros en el nivel de los océanos ha llevado a la desaparición de zonas costeras, el hundimiento de islas y a que la población deba emigrar. Así comunidades que tienen relación ancestral con el océano, un arraigo cultural con el mar y dependen de él para su sustento, se ven obligadas a desplazarse al interior. Se calcula que la pérdida del 35% de la fauna y flora marítimas, y el efecto sobre las economías locales o nacionales, ha provocado una reducción del 5% el Producto Interno Bruto de naciones costeras latinoamericanas. Es precisamente en este continente donde son más palpables las consecuencias del cambio climático en la agricultura, como resultado de las inundaciones o sequías, de las temperaturas extremas y de los cambios en los ciclos estacionales.La opción es adaptar los cultivos a las nuevas condiciones climáticas y buscar especies que reemplacen a las tradicionales. Lo cual es posible en tierras aún privilegiadas como las de Colombia, pero casi imposible en regiones como el África. Ya las guerras en ese continente, de tanta riqueza y extrema miseria, no son por los diamantes o por el poder tribal, ahora son por la supervivencia de su gente que sufre de hambre y sed.Toda la humanidad padece las consecuencias del cambio climático, con mayor o menor intensidad, dependiendo del lugar donde viva o del nivel de daños ocasionados por la destrucción ambiental. En algunos continentes son peores los problemas de salud relacionados con alergias o por el incremento de las radiaciones solares, y en otros lo son las epidemias causadas por las condiciones de insalubridad.Apenas son algunos ejemplos de los efectos del cambio climático sobre la población mundial, su economía y su sociedad. Si bien, como dice la World Wildlife Found, “las verdaderas consecuencias no pueden representarse sólo en términos económicos”, conocer todas las facetas de los daños ocasionados al Planeta permite tener mayor consciencia, actuar sobre la realidad y saber que si no se frenan las causas, provocadas en un 95% por la humanidad, y el mundo se adapta a su nueva realidad, a la vuelta de unos siglos no permanecerá ni el recuerdo de esta civilización.

VER COMENTARIOS
Columnistas