Grandeza por el Valle

Diciembre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Se trata de una propuesta para que los candidatos retiren sus aspiraciones, con lo cual desaparecería la obligación de hacer las elecciones

Es claro que el Gobierno Nacional tiene la obligación legal de realizar unas elecciones atípicas para llenar la vacante que dejó la destitución del anterior Gobernador. No obstante, ante la crítica situación que atraviesa la entidad y el desastre invernal que padece la región, muchos vallecaucanos reclaman la cancelación de ese evento para que pueda destinarse el dinero a la atención de las prioridades del Valle.El Gobierno debió citar a elecciones para elegir Gobernador, conforme la resolución del Procurador General de la Nación sobre el proceso disciplinario que ordenó la destitución del anterior Mandatario Regional. Después de consultas, el presidente Juan Manuel Santos convocó al certamen electoral el próximo 23 de enero. Hoy se sabe que hay tres aspirantes y que existen acciones legales para detener la elección, así como una carta del Alcalde de Cali al Ministro del Interior y Justicia en el mismo sentido.Por una parte, es verdad sabida que el Departamento perdió su categoría y la Contraloría Departamental demuestra que se está arriesgando a consecuencias peores debido a su grave situación financiera por el desbordamiento de gasto en los últimos dos años. Situación que se profundizará si no se concilia el desmonte de las vigencia futuras. Más grave aún son los datos sobre la imposibilidad de resolver en corto plazo la crisis estructural de las finanzas departamentales. Lo que hace necesaria una reestructuración a fondo para que el ente territorial pueda ordenar el desbordado gasto y resolver problemas como su pasivo pensional. En otros términos, o el Valle se adecúa a sus realidades o tendrá que entrar en un proceso de quiebra con todas sus consecuencias.Por la otra, el desastre producido por el invierno tomó a la región, en especial al Departamento, sin recursos para socorrer de manera efectiva a los damnificados. Es lo que ha motivado la inquietud de muchos vallecaucanos que a través de sus columnas de opinión, de programas de radio y cartas que circulan en internet, le están pidiendo al Presidente de la República que suspenda las elecciones y dedique esos recursos a atender las enormes dificultades por las que atraviesa la gente. Ante las dificultades de orden legal que enfrenta el Gobierno Nacional para tomar esa decisión, existe otra fórmula que puede ser de gran utilidad. Se trata de una propuesta para que los candidatos retiren sus aspiraciones, con lo cual desaparecería la obligación de hacer las elecciones y sería más fácil para la Nación destinar una suma equivalente al socorro de los damnificados. Y se evitarían los traumatismos que implica un nuevo gobierno de diez meses de duración, el cual tendrá enormes limitaciones, dada la grave situación económica y administrativa del Departamento.Hoy hay que ser creativos y reclamar decisiones que ayuden a resolver los problemas del Valle. Por eso es necesario sugerir a los candidatos a la Gobernación que retiren sus nombres y permitan que se pueda aplicar la solución propuesta. Es un gesto de grandeza que los vallecaucanos sabrán agradecer.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad