¡Gracias, Cali!

¡Gracias, Cali!

Agosto 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Sin duda, lo más destacado fue el comportamiento de nuestra gente. Los deportistas, dirigentes y visitantes en general han puesto de relieve los valores de los caleños, su hospitalidad y el calor humano con el cual fueron acogidos.

Esta noche, cuando las luces del estadio Pascual Guerrero se apaguen y se clausuren los IX Juegos Mundiales, los caleños empezaremos a sentir la satisfacción del deber cumplido. Además de tener motivos para reconocer de nuevo que somos capaces de realizar lo que nos comprometemos, recordaremos que la convivencia, la amabilidad y el respeto son nuestros valores, aquellos que han hecho conocer a nuestra ciudad como la Capital Deportiva de América. Los resultados de los Juegos están a la vista, como una realidad construida paso a paso por la ciudad y el apoyo decidido del Gobierno Nacional y la empresa privada. Todos juntos hicimos posible realizar un evento que involucró a más de 3.500 deportistas de 107 países del orbe en 30 especialidades para lo cual se construyeron y adecuaron 26 escenarios deportivos. Fueron muchos los esfuerzos del comité organizador, de las autoridades municipales y de policía dedicados a preparar la ciudad para asumir el compromiso adquirido en Taiwán hace cuatro años, los que hoy culminan con éxito. Sin duda, lo más destacado fue el comportamiento de nuestra gente. Los deportistas, dirigentes y visitantes en general han puesto de relieve los valores de los caleños, su hospitalidad y el calor humano con el cual fueron acogidos. Es la comunidad la que se lleva los honores por demostrar que la alegría es su patrimonio y que su compromiso con el deporte no tiene duda; la que con la acogida que brindó a sus visitantes despejó los temores. Ellos hicieron posible que, en adelante, los asistentes a los Juegos se conviertan en los mejores mensajeros de Cali y de Colombia. Los IX Juegos Mundiales también pasarán a la historia como el evento deportivo más importante realizado en Colombia. A ello contribuyeron quienes desde la organización y de manera silenciosa asumieron la responsabilidad en cada detalle; los más de 3.000 voluntarios que apoyaron esa organización, guiaron a las delegaciones y a los visitantes y estuvieron atentos al desarrollo de cada competencia. Mención destacada merece el trabajo de la Policía Nacional y los organismos que atendieron la seguridad. Que no se haya presentado un solo incidente es la muestra clara del comportamiento ciudadano y del aporte de esas entidades.Para Cali queda también el grato sabor de haber cumplido con el compromiso de manera más que satisfactoria, mereciendo el reconocimiento agradecido de todos los participantes. Eso es lo que ha hecho que los dirigentes de los deportes reunidos propongan a nuestra ciudad como sede de por lo menos cinco campeonatos mundiales en el próximo año. Ese es el aporte que desde los VI Juegos Panamericanos de 1971 le ha hecho nuestra ciudad al nombre de Colombia en el concierto internacional, refrendado ahora con el éxito de los Juegos Mundiales.Por eso, cuando esta noche se apaguen las luces y termine la fiesta, nuestra ciudad sonreirá satisfecha por lo que logró en los once días que duraron los Juegos. Y todos, los participantes, los directivos internacionales, los países participantes y quienes nos visitaron, levantarán su voz para decir ¡Gracias, Cali!

VER COMENTARIOS
Columnistas