Estabilidad en Alemania

editorial: Estabilidad en Alemania

Cuando muchos vaticinaban su inminente caída y otros auguraban cómo sería un gobierno en manos de su contrincante, Angela Merkel regresó con más fuerza y hoy se prepara para iniciar su cuarto mandato como canciller alemana.

Estabilidad en Alemania

Septiembre 24, 2017 - 11:55 p.m. Por:
Elpais.com.co

Cuando muchos vaticinaban su inminente caída y otros auguraban cómo sería un gobierno en manos de su contrincante, Angela Merkel regresó con más fuerza y hoy se prepara para iniciar su cuarto mandato como canciller alemana.

Cerca de 62 millones de ciudadanos fueron convocados para renovar el Bundestag, la Cámara baja del Parlamento, órgano responsable de elegir el gobierno federal. A principios de año, algunos daban por descontado que la crisis de refugiados, la salida de Inglaterra de la Unión Europea, las diferencias con Donald Trump y especialmente sus doce años al frente del gobierno alemán le iban a pasar a la Canciller una cuenta de cobro.

Sin embargo, la señora Merkel ha demostrado su capacidad para reinventarse sin arriesgar mucho. Su fortaleza es transmitir a sus electores la sensación de que las cosas irán bien, pero con paciencia, sin arriesgar demasiado. Por algo el diario The New York Times la entronizó como “la líder del mundo libre”, en momentos en que el Presidente de Estados Unidos causa desconcierto.

Los alemanes la conocen y ella ha sabido difundir la idea de que su gobierno ha sido estable a pesar de la crisis que golpeó a sus vecinos europeos. El vagón de la economía de la zona depende de la fortaleza alemana, la tasa de desempleo del país es la más baja desde la reunificación y su firmeza frente a los despilfarros de socios derrochadores de la UE fue bien recibida.

El triunfo de la ‘dama de hierro’ alemana era esperado. No obstante, el aumento de la votación hacia la extrema derecha indica que asuntos como el de los inmigrantes están cambiando la opinión de muchos alemanes.

Ahora, la expectativa está en el tipo de gobierno que conformará. Los socialdemócratas, que ocuparon el segundo lugar, están de acuerdo con la creación de un presupuesto europeo, tener un ministro para la zona euro y ampliar las reformas económicas y sociales. Pero los resultados indican que la Canciller deberá hacer grandes esfuerzos por recuperar a quienes lo crecieron hasta el 13,1 % garantizando su ingreso al Parlamento por primera vez desde la II Guerra Mundial.

Los resultados de ayer plantean un complejo escenario nacional. Pero también internacional, en el que la señora Merkel deberá continuar siendo el pilar de la Unión Europea junto con su vecino, el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Además de lidiar con la crítica a su política frente a los inmigrantes y la irrupción de Alternativa para Alemania, un partido de ultraderecha que ha ganado espacio, que es abiertamente xenófobo y nacionalista, la indiscutible líder de Alemania seguirá siendo estandarte de occidente frente a los desvaríos del Presidente de los Estados Unidos, la amenaza de una Rusia zarista y la inestabilidad de Oriente Medio.

Pese a su triunfo holgado, no será pues un camino de rosas el que afrontará la canciller Merkel en su cuarto periodo. Además de tener que preparar su sucesor, muchos analistas advierten que no sería extraño que dentro de unos años tenga que volver a presentarse para garantizar lo que mejor sabe hacer, la estabilidad de su país.

VER COMENTARIOS
Columnistas