En la recta final

En la recta final

Abril 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Se ingresa así en la última recta del pleito entre Nicaragua y Colombia. El final de más de diez años de trabajo serio y riguroso de un equipo internacional y nacional bajo la dirección de los agentes Julio Londoño Paredes y Guillermo Fernández de Soto, a lo largo de tres gobiernos, bajo cinco cancilleres, y con las luces y respaldo de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores".

Hoy se inician las audiencias dentro del litigio entre Nicaragua y Colombia en la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, Países Bajos. Dos semanas en las que ambas naciones tendrán la última oportunidad de presentar sus argumentos ante los jueces de la Corte, restando sólo el fallo final, que se produciría antes de concluir el año.Pese a que por más de 200 años Colombia ha ejercido soberanía sobre el archipiélago de San Andrés y jurisdicción sobre su área marítima, Nicaragua la demandó solicitando declarar inválido el Tratado mediante el cual le reconoció la soberanía del archipiélago a nuestro país, reclamando además derechos sobre las islas del área y sobre todo el mar circundante.La Corte, en respuesta a un incidente procesal presentado por Colombia, señaló que no tenía competencia para pronunciarse sobre la soberanía del Archipiélago pues ese asunto había quedado resuelto en el Tratado de 1928, donde se establece con claridad que pertenece a Colombia. En dicho fallo de 2008 reiteró además que el Tratado Esguerra-Bárcenas estaba vigente.Lo anterior significa que la soberanía sobre el Archipiélago no está en juego. Tampoco la validez del Tratado. Lo que sí está pendiente de definir es qué otras islas, isletas, cayos y bancos son parte del él, además de las de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que la Corte ya señaló pertenecen a Colombia, lo que no admite discusión.Está pendiente además la delimitación marítima entre ambos Estados. Sin restarle importancia al Meridiano 82, la Corte señaló que éste parecía ser más el límite occidental del Archipiélago y no una delimitación general (noción que a la fecha de suscripción del Tratado no existía), lo que avivó las pretensiones de Nicaragua pese a haber perdido ya a San Andrés.Como se indicó, las audiencias son la última etapa del proceso. En la primera ronda Nicaragua inicia presentando sus argumentos y Colombia tendrá oportunidad de responder. En la segunda sucederá igual, aunque con menos tiempo para las partes, cerrando Colombia. Dos semanas de un exigente careo público entre los dos Estados ante los 15 jueces de la Corte.Se ingresa así en la última recta del pleito entre Nicaragua y Colombia. El final de más de diez años de trabajo serio y riguroso de un equipo internacional y nacional bajo la dirección de los agentes Julio Londoño Paredes y Guillermo Fernández de Soto, a lo largo de tres gobiernos, bajo cinco cancilleres, y con las luces y respaldo de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores. Transcurridas las audiencias vendrá el fallo. Colombia espera que la Corte se pronuncie en derecho reconociendo la soberanía de nuestro país sobre la totalidad de los territorios que conforman el archipiélago de San Andrés -que sin duda alguna pertenecen a Colombia- y que delimite el área marítima entre éste y la costa relevante de Nicaragua, con apego a los principios y normas internacionales, superando así un pleito que había quedado resuelto en 1930, bajo premisas que Colombia respetó y que Nicaragua insiste en desconocer.

VER COMENTARIOS
Columnistas