Empezó la campaña

Empezó la campaña

Mayo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Conocido el último de los comunicados conjuntos sobre el estado de los diálogos en La Habana y las reacciones que se han producido, queda claro que el país se encamina a una intensa campaña para la aprobación de los colombianos al acuerdo final".

Conocido el último de los comunicados conjuntos sobre el estado de los diálogos en La Habana y las reacciones que se han producido, queda claro que el país se encamina a una intensa campaña para la aprobación de los colombianos al acuerdo final. La obligación de quienes se involucren en ella es mantener por encima de todo la unidad de la Nación alrededor de sus instituciones.El contenido del anuncio es de por sí polémico. Consiste en utilizar la figura del Acuerdo Especial incluido en el artículo tercero común a los acuerdos de Ginebra sobre el Derecho Internacional Humanitario y la forma en que el pacto final entre el Gobierno y las Farc se integre a la legislación nacional. Aunque es un recurso que ofrece posibilidades para garantizar su intangibilidad, algo que satisface las preocupaciones del grupo guerrillero, no es menos cierto que despierta inquietudes en un sector importante de la política y del país nacional.Esas inquietudes deben ser aclaradas, empezando por la que surge de la propuesta para incorporarla mediante un parágrafo en el séptimo de los ocho debates que debe cumplir el Acto Constitucional sobre la paz que hace curso en el Congreso de la República. También debe quedar preciso que las decisiones que se tomen no limitarán la capacidad del Congreso para legislar y ejercer el control político, así como las de la rama jurisdiccional para garantizar la constitucionalidad de las decisiones que se tomen y la justicia que espera todo el país.Después del comunicado, los representantes del gobierno han enfatizado su compromiso de tener la refrendación popular como requisito para aplicar la propuesta, lo cual debe suponer que la mayoría de los votantes aprueben el acuerdo final que se ponga a consideración. Y que se espere a la decisión de la Corte Constitucional sobre la legalidad de la polémica reforma al plebiscito.Todo indica que Colombia ha entrado en un debate electoral para la refrendación del acuerdo entre el Gobierno y las Farc. Y por los hechos conocidos, ya puede anticiparse que será de una intensidad pocas veces vista. Ya se habla de resistencia civil de parte de la oposición encabezada por el expresidente Álvaro Uribe y de la movilización social para respaldar el proceso, anunciada por el presidente Santos. Para completar, el Procurador General de la Nación envió una carta al presidente Santos donde sugiere procesos disciplinarios y penales por lo que él considera desconocimientos deliberados del ordenamiento jurídico. Es un ingrediente que sin duda aumentará el tono de la campaña que se inició, y que intensificará la polarización del país alrededor de un asunto de gran importancia para la paz de Colombia.Que se decida cuál será el mecanismo mediante el cual los colombianos expresarán su veredicto sobre lo acordado en La Habana y se acate su resultado. Que quede clara la legalidad de los actos legislativos con los cuales se pretende involucrar el acuerdo con las Farc al ordenamiento jurídico. Y que empiece la campaña. Pero que de allí no vaya a salir una Colombia dividida e irremediablemente radicalizada a causa de las heridas que en ella se produzcan.

VER COMENTARIOS
Columnistas