El Valle sigue adelante

El Valle sigue adelante

Enero 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El mejor ejemplo de esa solidaridad lo han dado quienes aportaron a la campaña ‘Todos unidos por el Valle’".

Demostrando que la solidaridad sigue siendo un valor de los vallecaucanos que permite superar el infortunio, las cifras de ayudas y de aportes para atender a los daminificados por el desastre invernal han superado las expectativas. Sin embargo, la tarea de reparar los daños y de construir mejores defensas para enfrentar futuras catátofes apenas empieza.El mejor ejemplo de esa solidaridad lo han dado quienes aportaron a la campaña ‘Todos unidos por el Valle’, en la cual participaron la Cámara de Comercio de Cali, los medios de comunicación de la región, y muchas personas y entidades. Según las cifras de la seccional de la Cruz Roja, en menos de un mes se recogieron $1.690 millones, entregados por 1.411 personas naturales y 67 empresas. Y se recolectaron 349 toneladas de alimentos y suministros, además de 10.000 mercados donados por una reconocida empresa de la región. También es importante destacar que los voluntarios de la Cruz Roja han aportado hasta ahora 207.000 horas de su trabajo.Por su parte, el Departamento reporta un esfuerzo de $22.000 millones provenientes de aportes nacionales, de donaciones como la del Gobierno del Ecuador, del trabajo de los ingenios azucareros, del Comité de Cafeteros y de la entrega de ayudas económicas de parte de empresarios. Ello ha permitido realizar un vigoroso esfuerzo por atender a los damnificados, mediante la adecuación de refugios y la dotación de alimentos y suministros. También es importante destacar el trabajo de muchos alcaldes del Valle, quienes han sido ejemplo de trabajo y liderazgo en sus comunidades.Ahora empieza una nueva labor, quizás la más difícil y la que más recursos demanda. Se trata de la recuperación de las comunidades afectadas, de la infraestructura pública y de las miles de hectáreas de cultivos destruidos por acción de las aguas, tanto en el valle geográfico como en las montañas y la zona del litoral Pacífico. Todos los vallecaucanos han sufrido y todos necesitan la ayuda para poder enfrentar las consecuencias de las enfermedades, el aislamiento y el desempleo que generan la destrucción padecida.En ese orden de ideas debe revivirse el Fondo de Reconstrucción que fue constituido para enfrentar los daños causados por el terremoto de Armenia. Con ello se tendrá un instrumento dotado de la experiencia, la idoneidad y la transparencia que se requieren para manejar las ayudas a los 100.000 damnificados directos y al 27,3% de la población vallecaucana afectada en forma indirecta. Y para atender los riesgos que padecen 900.000 habitantes de zonas a orillas de los ríos y los 200.000 asentados en las laderas. Además, y como lo han hecho notar congresistas y dirigentes, ahora hay que reclamar que el Valle esté presente en el fondo creado por el Gobierno Nacional para atender el desastre. A nadie puede escapársele que la nuestra fue una de las regiones más golpeadas, y que así hayamos respondido, aún requiere de apoyo para resolver los problemas que padecen 1.2000.000 de personas afectadas. Y para preparar al Valle ante las contingencias que está produciendo el cambio climático que afecta al mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas