El Proyecto Granada

El Proyecto Granada

Febrero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...el Proyecto Granada ha despertado muchos interrogantes. Y no es cuestión de oponerse a obras tan necesarias como la renovación de redes que Emcali debió realizar hace años, o a la definición de aspectos urbanísticos como la circulación de los peatones y de los vehículos, algo que debió hacer el Municipio".

Durante un año, los habitantes y los propietarios de negocios en el barrio Granada han experimentado la presión de un proyecto para renovar las redes de servicios públicos y cambiar sus vías. Hoy, la incertidumbre sigue siendo la constante, mientras subsisten interrogantes sobre la realización de las obras, la forma en que fueron concebidas y la no concertación con el Municipio sobre un asunto que es de su incumbencia.El llamado Proyecto Granada surgió de una alianza entre el Departamento del Valle que aportará $12.300 millones, las Empresas Municipales de Cali que pondrá $11.400 millones y Acuavalle que, según se dice, aportará sus servicios tasados en $150 millones. A grandes rasgos se sabe que ya fue contratada la construcción de las obras que incluyen el cambio de redes de acueducto y alcantarillado, la subterranización de las de energía y comunicaciones, la renovación del pavimento y la ampliación de las zonas peatonales. Según los responsables del proyecto, para iniciar su ejecución sólo faltaba una de las tantas licencias y permisos que debía otorgar la Alcaldía de Cali.Pero desde un principio no han sido claras las razones para que Emcali, que tiene la obligación de renovar las redes de servicios públicos y la experiencia para ejecutar proyectos como éste, haya delegado la contratación de las obras. Como tampoco se explica que el Departamento adquiera un compromiso que no le corresponde, habiendo entregado ya $6.150 millones como anticipo a Acuavalle para que contrate la dirección del proyecto y realice la selección y adjudicación de los contratos respectivos.El Proyecto Granada se realizaría en el sector comprendido entre las avenidas 9 y 9A Norte y las calles 9 y 18 norte. Y debió empezar hace cuatro meses, pero fue detenido por la falta de un permiso de la Alcaldía. Ahora, su suspensión parece prolongarse de manera indefinida porque, según Planeación Municipal, se vencieron las licencias. Mientras tanto la Secretaría de Infraestructura de Cali avanza en la reconstrucción de la Avenida 8 Norte entre calles 10 y 19 Norte. Es decir, de haber arrancado las obras, Granada no tendría movilidad. Lo que genera otra inquietud: ¿Por qué no hubo coordinación con el Municipio de Cali? ¿Por qué se iba a realizar la ampliación de los andenes y la consecuente reducción de la vía, sin tener el permiso de la autoridad competente? ¿Cuál de todas las entidades del novedoso consorcio respondería por la ausencia de sitios de estacionamiento en una zona con gran cantidad de negocios y visitantes? Como puede observarse, el Proyecto Granada ha despertado muchos interrogantes. Y no es cuestión de oponerse a obras tan necesarias como la renovación de redes que Emcali debió realizar hace años, o a la definición de aspectos urbanísticos como la circulación de los peatones y de los vehículos, algo que debió hacer el Municipio. Es ante todo la necesidad de dar explicaciones claras a los caleños y los vallecaucanos sobre el manejo que se le ha dado a unos recursos públicos cuantiosos y a unos temas en los cuales la Administración Municipal debió estar siempre presente.

VER COMENTARIOS
Columnistas